¿Existe el instinto maternal?

Para la psiquiatra Elyse Rubenstein el instinto maternal es la “tendencia innata de proteger y cuidar a tus hijos” y si bien en muchos casos no aparece en el instante en que nace el bebé, lo más probable es que tarde o temprano haga su entrada este sentimiento que se vuelve cada vez más profundo a medida que madre e hijo estrechan lazos.

No importa si se trata de una mujer a la que nunca le han llamado la atención los bebés pues no es lo mismo un bebé que nuestro bebé y lo cierto es que ninguna mujer puede conocer sus sentimientos hasta que se transforma en madre. Sólo entonces se puede tener una idea del modo en que ejercemos la maternidad.

Y aún cuando esto ocurre hay que saber que el instinto maternal puede demorar un tiempo en aparecer. Durante el embarazo, se puede experimentar preocupación por el futuro rol de madre y si aparecerá o no el instinto y esto también habla de él. En otras ocasiones, el instinto aparece a medida que conocemos a ese pequeñín que en un comienzo es un extraño para nosotras a pesar de ser nuestro hijo.

Lo importante es no forzar los lazos sino establecerlos. El amor es transformador y es vínculo creciente el mejor vehículo para el instinto maternal.

Escrito por MJA | 25 de diciembre de 2013 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas:

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta