Actividad física en el embarazo

Mantenerte activa en el embarazo te ayudará a adaptarte a los cambios físicos que se dan durante los distintos trimestres, y a su vez, a prepararte de la mejor manera para recibir a tu hijo.

Poner el cuerpo en movimiento te hará sentir más liviana, aliviará dolores, mejorará tu humor, te mantendrá en peso y te preparará para tener un buen parto.

Las razones para recomendar actividad física en el embarazo son muchas:

- Previene el aumento exagerado de peso.

- Ayuda a prevenir y reducir la aparición de estrías y várices; alivia los dolores de columna y espalda, típicos de este período por las malas posturas que adopta la mamá; previene o mejora la hipertensión y la constipación.

- Facilita tener un mejor parto, ya que se trabaja la musculatura del suelo pélvico y el periné, zonas fundamentales en el momento de dar a luz.

- Reduce el estrés y mejora el humor.

- Ayuda a dormir mejor.

- Levanta la autoestima. Al verse bien y activa, la mamá se siente más segura y más linda.

- Prepara para el amamantamiento: trabajar los músculos de los brazos, bíceps, tríceps y deltoides es muy importante ya que participan activamente en el momento de sostener y amamantar al bebé.

- Oxigena el cuerpo, favorece el movimiento circulatorio general.

- Al sentirte bien, le transmitirás esa sensación a tu bebé, que también se beneficiará con el estímulo de adrenalina que vos generás al estar en movimiento.

Consulta con tu obstetra cuáles son las actividades permitidas y más beneficiosas para esta maravillosa etapa de tu vida.

Escrito por MJA | 24 de junio de 2013 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta