Aparecen las estrías

A partir de las transformaciones notorias en la fisonomía de la futura madre, la piel comienza a sufrir los traumas de éstas y tiende a resquebrajarse,  propiciando la aparición de estrías y otras laceraciones, sin implicancia a nivel organismo, pero molestas y de mal aspecto a simple vista.

Las estrías suelen asomar, cuando la piel se estira notoriamente. Pero son más frecuentes en aquellas pieles resecas o  deshidratadas.  Por ello se recomienda para las mujeres que no poseen el hábito de hidratar sus pieles con cremas u otros tratamientos dermatológicos, que al saberse embarazadas, comiencen a hacer uso de emulsiones o cremas antiarrugas.

Los tónicos hidratantes cumplen la función de otorgar el líquido que la piel necesite. En el caso de las emulsiones nutritivas, otorgan elasticidad y buena tenacidad a la misma, permitiendo resistir mejor el estiramiento, sin que los tejidos se rompan por ello.

Las estrías son producto de la ruptura de los tejidos que conforman la piel, las cuales se manifiestan en un primer  momento con un color rojo intenso, y luego pasa por el violáceo hasta que finalmente quedan de color blanco.

Existen muchas formulaciones químicas y farmacológicas que devuelven a la piel estriada,  un aspecto bastante liso y saludable. En el caso de las mismas, se aplican una vez aparecidas las estrías. Es decir, se pueden aplicar en cicatrices antiguas.

Sin embargo, es bueno saber, que las estrías pueden disminuirse en cuanto a su aparición, pero no en una 100 %.

Fuente: temas de belleza

Escrito por Belen | 6 de abril de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General y Molestias | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta