Baños de inmersión en el embarazo

A medida que el embarazo avanza, sobre todo si es verano, las mujeres necesitan aliviar las típicas molestias de los últimos meses. Aparecen los dolores de cintura, la hinchazón, la pesadez y los problemas de circulación.

Los baños de inmersión son una alternativa para aliviar estos síntomas del embarazo aunque antes de preparar uno es necesario tener en cuenta algunas cuestiones. Si bien estos baños están permitidos durante el embarazo, es preciso controlar la temperatura del agua para que no esté demasiado claiente pues entonces podría dañar el desarrollo de las células del bebé.

Un baño de inmersión óptimo durante el embarazo es aquél en el que la temperatura del agua no supera los 37,7 grados centígrados, se decir que puedes meter el pie en el agua en una sola vez y sin sentir que te quemas. El agua debe sentirse agradable al entrar, con una temperatura cercana a la del cuerpo.

Por otra parte, está permitido el uso de sales de baño, burbujas y aceites de baño pues el cuello del útero está cerrado y los productos no llegarán al bebé.

Vía: Babycenter

Escrito por MJA | 9 de octubre de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Salud de la embarazada | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta