Molestias

Congestión de senos

La lactancia materna no es una tarea fácil para una madre primeriza. A pesar de las publicidades en las que las madres sonríen sin contradicciones lo cierto es que el proceso es lento y puede demandar cierto período de adaptación. Durante la primera semana después del parto y a medida que el calostro se convierte en leche los senos pueden sentir los efectos del cambio con una congestión como síntoma emergente.

Para prevenir la congestión de los senos intenta amamantar al bebé con frecuencia, de 9 a 10 tomas cada 24 horas para que los senos puedan vaciarse y los conductos no se tapen.

Evita los suplementos de agua o fórmula durante las primeras 3 o 4 semanas, salvo que sea indicado por el médico pues lo mejor que puedes hacer para evitar la congestión es un flujo constante de leche. En el caso de que el bebé se saltee una toma se recomienda extraerse la leche para así favorecer el flujo.

Recuerda que la pesadez de los senos puede aparecer también cuando el bebé no succiona bien por lo que puedes consultar con una puericultora quien te ayudará a que el bebé se ubique en la posición correcta para succionar bien.

Escrito por MJA | 26 de mayo de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Molestias | Etiquetas: , , ,

El embarazo no es color de rosas…

¿Te han contado que todo es color de rosas? ¿Qué todo es alegría y celebración? Pues no, debo decirte que el embarazo también supone algunos trastornos que pueden provocar que no siempre te sientas la mujer más feliz y completa de este mundo.

La experiencia vale la pena pero creo que afrontarás mucho mejor la espera si conoces la realidad y sabes de los inconvenientes típicos que pueden aparecer. Las náuseas y los vómitos son desagradables, molestos y pueden hacer que tu ánimo caiga al suelo, por muy feliz que sientas que debes sentirse. O acaso, ¿alguien está feliz cuando se siente muy mal?

También puedes sentir asco a todo, a los aromas, a la comida, a algunos sabores en particular. Esto pasa a los tres o cuatro meses así es que hay que soportarlo mientras tanto. No quiero que caigas de repente a la realidad pero las hemorroides también son muy frecuentes, lo mismo que los calambres, la falta de aire a medida que crece el vientre, el picor en la panza o las manchas que aparecen en los pezones y en el rostro.

A medida que el bebé crece, se mueve y si bien es cierto que las patadas son una experiencia única pueden molestar y doler. Lo mismo durante los últimos meses y cuando el bebé ya está muy grande y se mueve mucho.

Estar embarazada es una experiencia sublime sí pero también molesta. Si sabes de estos inconvenientes de antemano es probable que no te sorprendan y te ayuden a transitar el embarazo con una mayor sabiduría y tranquilidad.

Escrito por MJA | 14 de abril de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Molestias | Etiquetas: , ,

El lado izquierdo, la mejor posición para dormir en el embarazo

Dormir. Una tarea titánica en el último trimestre del embarazo. Al peso de la panza se le suman otros trastornos como la acidez, el insomnio o la hinchazón.

Algunas posiciones para dormir son más favorables mientras que otras no sólo resultan molestas sino además riesgosas para la madre. Las posiciones boca arriba o boca abajo son casi imposibles durante el último trimestre debido al tamaño de la panza. Se recomienda adoptar la posición hacia uno de los lados, preferentemente el izquierdo.

Esto es porque el hígado se encuentra en el lado derecho del abdomen y entonces se evitará que el útero se apoye en este órgano. Por otra parte, los grandes vasos están al lado derecho de la columna y si se duerme del lado izquierdo se logra menos compresión y se evitan los edemas.

Esto no es todo, dormir sobre la izquierda favorece la llegada de sangre a la placenta, aportando mayores cantidades de oxígeno y nutrientes para el bebé además de que ayuda a reducir la hinchazón en los pies de la madre.

Por todas estas razones se recomienda esta posición para dormir. Puedes ayudarte usando una almohada entre las rodillas o bien a los lados para así contener el cuerpo.

Escrito por MJA | 20 de septiembre de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Molestias | Etiquetas: ,

Tonificar la musculatura del periné

Durante el embarazo, la relaxina extra del cuerpo, relaja las articulaciones, y la presión del útero dilatado puede distender la musculatura del suelo pélvico o periné.

Si es la primera vez que estás embarazada, quizá nunca hayas escuchado hablar de esta zona.

El periné va desde el pubis hasta el coxis y conforma el piso de la pelvis, zona que soporta el útero, el intestino y la vejiga, y cierra la entrada de la vagina, el recto y la uretra. Este conjunto muscular se encarga de sostener la parte baja del abdomen.

El periné es muscularmente hablando similar en hombres y mujeres. La diferencia más importante radica en que el periné de la mujer soporta durante el embarazo, parto y post parto, una gran presión y tensión que si bien sucede durante un breve período, puede dejar huellas y secuelas importantes.

Es frecuente que las mujeres que ya tuvieron hijos presenten cierta vulnerabilidad en esta zona. Como consecuencia, pueden sufrir molestias o ligeras pérdidas de orina cuando se ríen, tosen o estornudan.

Para contrarrestar estos efectos, se recomienda realizar, de manera constante y regular, ejercicios de contracción y relajación de los músculos localizados alrededor de la vagina, para mantener tonificado el suelo pélvico.

Asimismo, se recomienda la realización de ejercicios físicos para fortalecer la musculatura del glúteo mayor que, al alcanzar las articulaciones sacro-iliacas, puede “mantener” la pelvis. La adecuada tonificación de los músculos del periné posibilitará llevar adelante a la mamá un mejor parto y post parto.

Escrito por MJA | 26 de junio de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Molestias | Etiquetas: ,

Molestias en la espalda durante el embarazo

El dolor de espalda es tan habitual en el embarazo que es raro encontrar a una mujer que no lo sufra.

Probablemente, comiences a notarlo a partir del segundo trimestre y es por eso que aquí te brindamos algunos consejos que te ayudarán a reducir su intensidad.

El dolor más frecuente de esta zona es el que se ubica en la zona posterior más baja de la pelvis hacia ambos costados de la línea media. Quienes lo padecen son las mujeres que en embarazos anteriores ya los experimentaron, las que tuvieron este tipo de dolores antes de quedar embarazadas o las que no tienen una base de entrenamiento físico pre gestacional.Por su parte, los calambres en los músculos gemelos suelen producirse en el tercer trimestre y son también frecuentes en los músculos de los pies. Duran algunos segundos pero en ocasiones dejan dolor residual por varias horas.

La causa de estos dolores se explica a partir del avance del embarazo, cuando el bebé va ocupando más lugar en el útero y genera mayor peso para la mamá. En esos momentos las curvaturas antero posteriores de la columna vertebral cambian acentuándose sobre todo en la zona lumbar por rotación anterior a la pelvis.

Para proteger y atenuar estos trastornos es posible practicar deportes como la natación, caminatas, yoga y la gimnasia en el agua, siempre consultando previamente con el obstetra. El dolor leve también se combate cambiando de postura, descansando sentada apoyando las piernas a la altura de las caderas y flexionándolas ligeramente para cambiar el eje de la pelvis.

Para los dolores intensos se sugiere reposo, calor seco o húmedo, además de ejercicios suaves. En tanto para los dolores muy intensos, aquéllos que ni siquiera permiten caminar, se indica reposo, baños de inmersión calientes y antiinflamatorios. Si el dolor persiste se recomienda realizar una resonancia magnética para descartar cualquier patología de columna que no tenga que ver con el embarazo.

Los calambres se previenen elongando los músculos, en especial antes de dormir pues por lo general ocurren cuando la embarazada descansa. En algunos casos se suministra calcio o magnesio, pero la mejor forma de aliviarlo es elongando el músculo o bien, en el caso de que persista, bañando en agua caliente la zona afectada.

Escrito por MJA | 26 de enero de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Molestias y Sintomas de embarazo | Etiquetas: , ,

Molestias en el embarazo

Las molestias en el embarazo, son evidentes, tu cuerpo está cambiando y estos síntomas, son a veces incómodos, sobre todo, los primeros meses, aunque no todos los embarazos son iguales, pero si hay algunas molestias comunes como las siguientes:

-la ausencia de la regla. Si tu menstruación es regular, esto es inevitable. Algunas lo achacan al estrés, pero efectivamente es porque están embarazadas

-el pecho se encuentra doloroso, hinchado, más oscuro… esto ocurre a las tres semanas de estar embarazada, debido a que el estrógeno y la progesterona están actuando en tu organismo. En el pecho, la zona que rodea a los pezones (areola) se vuelve más oscura

-las manchas ligeras o el flujo, también se hacen presentes a los 8 o 10 días aproximadamente después de ovular. El cuello del útero está formado por el tapón mucoso, el cual, bloquea el orificio para evitar infecciones en el bebé. Las secreciones vaginales suelen aumentar debido a ello. Esto no causa olor, ni quemazón si todo está normal

-el cansancio se hace evidente, ya que las primeras semanas, el organismo produce más sangre para llevar los nutrientes hasta el feto

-las náuseas o vómitos son causadas por el aumento de hormonas, estrógeno, progesterona, cambios en el metabolismo…

-se sienten ganas de orinar con más frecuencia, ya  que el bebé presiona el cuello del útero al ir desarrollándose y creciendo, por lo que las ganas de orinar conforme pasan los meses, es mayor

Escrito por Belen | 2 de agosto de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Molestias | Etiquetas: ,

Molestias del embarazo

Estar embarazada, es una de las mayores experiencias de la vida, pero el cuerpo sufre unos cambios inevitables debido al cambio de hormonas que se sufren en el organismo. Dentro de la experiencia maravillosa, se sufren ciertas incomodidades. También están las excepciones, pues todos los embarazos no son iguales, unas mujeres, sienten más molestias que otras, todo depende de la persona. Si estas embarazada, nosotros te damos ciertos consejos para llevar el embarazo con algo de creatividad para que esas molestias sean más llevaderas.

El cuerpo va cambiando de forma, para sujetar mejor la barriga y los senos, utiliza ropa interior de premamá, te sentirás mucho mejor.

La piel de los senos se prepara para la lactancia, deja que les de el sol (con moderación) y realiza masajes con una esponja en los pezones, de esta forma, la piel se hará más resistente. No utilices productos que contengan alcohol.

Los últimos meses de embarazo, no es conveniente conducir. Protege tu barriga durante este último período, pues con una barriga grande es fácil sufrir golpes y provocar un parto prematuro, además te impide el movimiento para manejar adecuadamente el volante.

Si te vas de viaje, hazlo durante los siete primeros meses y siempre acompañada. Cada dos horas, has de mover las piernas y si estás demasiado tensa, pueden aparecer las contracciones.

Mareos y náuseas en la mañana, suelen aparecer, pero no has de preocuparte, pues después de los tres primeros meses, desaparecen.

Bebe mucha agua y come mucha fibra, esto te ayudará a no tener acidez, la cual, se acentúa a partir de la semana 28.

Escrito por Belen | 11 de julio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Molestias | Etiquetas: ,

Dieta para la acidez

La acidez es uno de los problemas más comunes del embarazo. Muchas mujeres experimentan esta sensación desagradable durante el primer trimestre del embarazo o bien en el último trimestre, cuando el bebé ocupa cada vez más espacio en el vientre.

Si bien algunas mujeres experimentan mayor tendencia a la acidez, es posible controlarla mediante la dieta pues algunos alimentos generan más acidez que otros debido a su composición.

Las mujeres con acidez deben evitar los siguientes alimentos:

• Cítricos (Naranja, mandarina, pomelo, limón)
• Frutas (Frutilla, cerezas y uvas)
• Vegetales de hoja cruda (Lechuga, radicha, radichetta, berro)
• Queso de rallar
• Dulces (Mermeladas, caramelos, bombones, budines, tortas)
• Galletas dulces
• Fritos (Patatas fritas, huevos fritos, buñuelos, churros, donuts, etc.)
• Infusiones (Café, té, mate cebado y chocolate).

Por otra parte, se recomienda consumir leche y evitar los yogures además de aumentar la ingesta de vegetales cocidos como el zapallo, la zanahoria, los zapallitos, las remolachas, las chauchas y los espárragos.

También es importante restringir el consumo de azúcar, evitar las comidas pesadas y aumentar la ingesta de líquidos.

Vía: Babysitio

Escrito por MJA | 28 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Molestias | Etiquetas: , ,

Dieta para embarazadas con constipación

La constipación es uno de los trastornos más comunes del embarazo, un problema sencillo pero que trae dolores y molestias. Para evitarla se recomienda seguir una dieta especial para así favorecer la evacuación.

Es esencial tomar al menos dos litros de agua al día y también beber jugos de frutas y caldos de compotas de ciruelas, pelones y orejones. En lo posible deben ser elaborados con edulcorante en lugar de azúcar.

Por otra parte, se recomienda aumentar la cantidad de alimentos ricos en fibras. ¿Cuáles son?

Los vegetales
Acelga, espinaca, zapallitos, berenjena, remolacha y en los vegetales crudos como la lechuga, radicha, radichetta y rúcula.

Las legumbres
Porotos, garbanzos y lentejas.

Las frutas con cáscara
Manzana, durazno, damasco, pera.

Los cítricos
Naranja, mandarina, pomelo y limón.

El salvado
Sólo o en panes y en galletitas.

La leche
Únicamente aquellas con el agregado de fibra activa.

Es importante incorporar estos alimentos al diario y respetar los horarios de las comidas.

Fuente: Babysitio

Escrito por MJA | 28 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Molestias | Etiquetas: , ,

Tirantez de la vagina después del parto

Después de parto, las relaciones sexuales, suelen ser molestas, pues la vagina queda reseca debido a que un tipo de estrógenos llamado “estradiol” se ve reducido en su producción después de dar a luz, esto hace que se sienta tirantez en las relaciones de la pareja. La lubricación de la vagina se realiza por la acción de esto estrógenos.

Cuando las hormonas sexuales comienzan a volver a sus niveles normales después del parto, esta sensación tan molesta desparece. El tiempo no es fijo en cada mujer, pues depende de la reacción de cada cuerpo.

Si una mujer no opta por la lactancia materna, estos niveles de estrógeno, vuelven antes a la normalidad (unas tres semanas aproximadamente), se comienza a ovular después del parto hacia la cuarta semana, sobre la sexta u octava, aparece la primera menstruación. Sin embargo, aquellas madres que optan por la lactancia, los estrógenos, en este caso el estradiol, se reducen, debido a que la lactancia segrega prolactina, una hormona que estimula la producción de leche y que hace el efecto contrario hacia los estrógenos. La menstruación aparece hacia los dos o tres meses, pero muy baja en estos niveles, no lo suficiente para que desaparezca la tirantez y sequedad de la vagina.

Si una madre que está dando de lactar, tarda más de dos o tres meses en aparecerle la menstruación, esto es debido a que tiene los niveles de estrógenos demasiado bajos. Si se suspende la lactancia, estos niveles aumentan y se produce la ovulación a los 15 días de dejar de dar el pecho al bebé y en consecuencia, la menstruación a las cuatro semanas.

Escrito por Belen | 8 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Molestias y Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,