Salud de la embarazada

Calambres en el embarazo

Otro de los tantos síntomas que una mujer sufre en el embarazo, son los calambres en las piernas. A partir del cuarto mes, entre el segundo y tercer trimestre de embarazo, mientras se duerme o cuando se levanta, la mujer embarazada, siente tensión en los músculos de forma repentina y muy dolorosa. Las causas que determinan este síntoma, no son demasiado claras, pero se supone que es debido a:

-la fatiga o el cansancio, ya que los músculos y huesos, ejercen más trabajo

-si se bebe poca agua, los líquidos se acumulan en las piernas y esto puede producir el síntoma

-el útero se presiona, además del bebé que también lo hace. Los nervios de la columna vertebral se ven perjudicados por ello, además de venas, arterias y vasos sanguíneos, de ahí, procede una mala circulación

-los músculos de la pierna, también se sienten presionados por el peso de la mujer que va en aumento

-la dieta alimenticia, ha de ser rica en calcio a través de los lácteos, potasio y fósforo, esto se creía que inducía a los dolores de este tipo, sin embargo, esto está descartado, aunque una buena alimentación nunca se puede dejar a un lado durante el embarazo

Si se sufren estos calambres, estas son algunas recomendaciones:

-beber como mínimo dos litros de agua al día y no consumir demasiada sal

-calzar tacón bajo y medias elásticas

-descansar los pies en alto y realizar actividad física moderada

-evitar cruzar las piernas al estar sentada

Escrito por Belen | 23 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Molestias y Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

La primera cita médica durante el embarazo

Cuando una mujer acude la primera vez al ginecólogo, siente vergüenza por dar algunos detalles de su vida, pero esto no debe ser así, pues has de pensar que él es un profesional y que lo que hace es ayudar. Hemos de confiar en los profesionales para que los tratamientos y decisiones sean efectivos. El médico ha de saber con todo detalle su historial, con él evaluará un reconocimiento ginecológico que la ayudará tanto a la futura mamá como al desarrollo del bebé. Los riesgos que pudieran suceder durante el embarazo, el parto y post parto, están en sus manos.

La primera consulta de un embarazo, se hace antes de la 12 semana de gestación. Es mejor acudir acompañada de algún familiar, si es su pareja será mucho mejor, pues los datos y detalles serán más fiables y el papá se inducirá más en el embarazo y paternidad.

Durante la primera consulta, el médico, ha de estar informado de:

-antecedentes familiares con enfermedades hereditarias

-enfermedades graves sufridas

-la medicinas que ha tomado o está tomando

-realización de cirugía anteriores

-infecciones que se han sufrido

-historia ginecológica (primera menstruación, síntomas del embarazo, fecha de la última menstruación…)

-historial obstétrico (embarazos anteriores, forma de partos, lactancia, abortos, estado de los hijos…)

-enfermedades y afecciones (alergias, asma, dolor de espalda, infecciones urinarias, estreñimiento, hemorroides, anemia…)

-hábitos de la madre (sueño, medicamentos, alimentación, tabaco, alcohol, estrés…)

-ambiente familiar (relaciones con el padre, hijos, familiares…)

-ambiente en el trabajo (esfuerzo, sueño, cansancio, riesgo…)

-costumbres culturales

Escrito por Belen | 23 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , ,

Alimentación en el embarazo: como prevenir asma y alergia en los niños

Ya te habíamos explicado anteriormente como era una adecuada alimentación en el embarazo. Ahora sabemos algo más y es muy interesante si estás embarazada y quieres ayudar en la salud de tu hijo.

La revista británica Thorax publicó recientemente un estudio en el que se indica que seguir una dieta mediterránea durante el embarazo protege a los niños de padecer asma y alergias.

La dieta mediterránea consiste en consumir básicamente pescado, vegetales, legumbres, frutas y aceite de oliva, como vemos en la imagen.

El estudio fue realizado por un grupo de científicos mexicanos, españoles y griegos. Se seleccionaron a 468 mujeres registradas en clínicas de la isla española de Menorca en el año 1997, y se les hizo un seguimiento hasta que sus hijos cumplieron 6 años y medio.

Las embarazadas que consumieron una dieta mediterránea, tuvieron hijos con menos síntomas de asma y alergias que las que no siguieron dicha dieta.

Esta dieta consta de:

Comer vegetales más de 8 veces a la semana

Comer pescado más de 4 veces a la semana

Comer legumbres más de 3 veces a la semana

Comer fruta

Usar aceite de oliva en la preparación de los alimentos

Esto se debe a la rica concentración de antioxidantes que se encuentran en dichos alimentos, que tiene un efecto preventivo con respecto a estas enfermedades.

También se comprobó que las embarazadas que consumieron carne roja más de 3 o 4 veces a la semana aumentaban el riesgo de que sus hijos sufrieran estas enfermedades.

Escrito por Belen | 20 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , ,

La alimentación de las embarazadas se relaciona con algunas alergias infantiles

Comer gran cantidad de frutas y verduras durante el embarazo reduce la posibilidad de tener un bebé con determinadas alergias. Un estudio hecho en Japón señala que aumentar el consumo de vegetales verdes y amarillos, cítricos y verduras disminuye el riesgo de tener un bebé con eczema en la piel, afirmó el equipo de Yoshihiro Miyake, de la Universidad Fukuoka.

Los alimentos ricos en vitamina E, presente en algunos vegetales verdes, también disminuyen el riesgo de tener un hijo con problemas para respirar. Curiosamente, estudios previos sobre la alimentación materna y las alergias infantiles obtuvieron resultados contradictorios. Y es que, esta área de investigación “está en desarrollo”, indicó Miyake.

En el nuevo estudio, el equipo evaluó el consumo de verduras y frutas durante el embarazo de 763 mujeres y la aparición temprana reacciones alérgicas en sus hijos. El equipo concluyó que aumentar el consumo de vegetales verdes y amarillos, cítricos y antioxidantes en las futuras madres “merece más investigación como medida efectiva para prevenir las alergias en los niños”.

Escrito por Belen | 19 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

Contraindicaciones falsas en el embarazo

Habrás oído decir a las abuelas muchas afirmaciones durante el embarazo y la lactancia. Afirmaciones, dichos, mitos, supersticiones… que siempre se advierten y creen, sin pensar si son ciertas o no, para ello, hemos de buscar las explicaciones pertinentes, entre las cuales, se demuestra que casi ninguna es cierta.

Afirmaciones como que durante el embarazo, la madre, no ha de dar pecho a otro hijo, pues han de guardarse las reservas de leche para el próximo bebé. Esto, no es nada cierto, solo falta de información, pues el que una madre deje de producir leche, solo depende de su correcta nutrición y  un peso correcto. Si no tiene riesgo de que el embarazo sea prematuro o su alimentación sea escasa, perfectamente puede amamantar a otro niño durante el embarazo.

Las embarazadas no se pueden sumergir en el agua, pues ponen en riesgo las infecciones del útero. Otra afirmación que consiste en poca información, pues el cuello del útero, se encuentra sellado por el tapón mucoso, de esta forma, se protege de forma natural ante cualquier infección, por lo tanto, una embarazada, se puede bañar con toda la tranquilidad del mundo. Solamente en el último mes, ha de llevar precaución, pues es en este período cuando el tapón se desprende para dar paso al parto.

Las relaciones sexuales en el embarazo, siempre han sido un mito. Esto es posible y con tranquilidad, ya que el bebé, está totalmente protegido en el vientre, a través del sellado del útero, el cual, lo ejerce el tapón mucoso.

Escrito por Belen | 14 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , ,

Incontinencia urinaria

Las ganas de orinar aumentan en el embarazo, sin embargo, cuando llegan al baño, la cantidad de orín es muy pequeña, comparada con las ganas que sentían.

Durante el período de gestación, el organismo está cambiando constantemente, debido al cambio hormonal, el aumento de las ganas de orinar, es una de estas nuevas sensaciones con las que se encuentra la embarazada, incluso en el último trimestre, no solo tienen muchas ganas, sino que se les escapa al toser, reír, estornudar, levantar peso… todo ello es causa de la presión del útero sobre la vejiga, ya que el bebé se va haciendo más grande y ocupa mucho más espacio, de esta forma la uretra, en donde se almacena la orina, es perjudicada. Esto es muy normal, aunque siempre hay que estar alerta a que el líquido solo sea orín. Por el olor, esto se reconoce, pues el líquido amniótico, podría ser también escapado, por ello, hay que asegurarse de que este no sea. Si esto ocurre, hay que acudir inmediatamente al médico.

Esto no quiere decir que el consumo de líquidos sea menor para evitar orinar menos. Una embarazada, ha de beber como mínimo ocho vasos de agua al día, de esta forma, se previenen las infecciones de orina, además de que es beneficioso para la hidratación tanto del bebé como de la madre.

Los líquidos que se deben evitar realmente, son los que contienen cafeína, picantes, alcohol, gaseosas, cítricos… todos estos irritan la vejiga.

El sobrepeso, es una de las causas que también perjudican a la incontinencia urinaria.

Escrito por Belen | 9 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Molestias y Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

Evitar la incontinencia urinaria

Los constantes cambios en el embarazo, dan síntomas como el de la incontinencia urinaria, esto es debido a que la uretra se ve perjudicada en su función porque el útero presiona a la vejiga, ya que el bebé cada vez se va haciendo más grande en su desarrollo. Este síntoma, es totalmente normal. Muchas mujeres comenten el error de consumir menos líquidos, pero esto no es nada beneficioso, ya que las embarazadas, necesitan beber como mínimo ocho vasos diarios de agua, previniendo así las infecciones de orina. Líquidos como gaseosas, alcohol, cítricos, picantes… no son aconsejables porque pueden producir irritación.

La alimentación, ha de ser rica en fibra, ya que si se evita el estreñimiento, la vejiga tiene menos presión y los músculos de la pelvis no se debilitan, además de la fibra, los líquidos, también evitan el estreñimiento.

La higiene, es también previsora de las infecciones urinarias, ha de limpiar bien las áreas, no usar ropa ajustada, ropa interior de algodón y evitar los baños de espuma.

Los ejercicios Kegel, son muy recomendables, estos consisten en contraer los músculos que están alrededor de la vagina, unas 25 contracciones 3 veces al día. Si quieres saber si los está realizando bien, cuando vayas a orinar, intenta retener el chorro contrayendo los músculos y continúa orinando. Los resultados de estos ejercicios, resultan a partir de las 4 o 6 semanas, nunca hay que realizar más de la cuenta, pues excederse en ellos puede generar efectos contrarios.

Cuando estornudes, rías, tosas… aprovecha los movimientos y cruza las piernas, de este modo, los músculos de la pelvis,  se ponen en tensión y la uretra funciona mejor.

Escrito por Belen | 8 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Molestias y Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

Sangrar por la nariz

Durante el embarazo, es común que se tapone la nariz, esto es debido a la dificultad para respirar, esto puede ir acompañado del sangrado de nariz y suele ocurrir a partir del cuatro mes de gestación, incluso puede empeorar y en algunos casos durar hasta después del parto. Esto no es nada grave, sino como consecuencia de los cambios hormonales, ya que el estrógeno se eleva , aumentando el flujo sanguíneo para preparar el cuello de la matriz que encaminará al parto, sin embargo, este aumento del flujo en la sangre, se dirige también a las mucosas de la nariz, haciendo que las mucosas se ablanden e hinchen. De esto deriva una congestión nasal que da como lugar sangrados en la nariz. Cuando sonamos la nariz suele darse el sangrado, pero a veces no tiene ningún por qué.

Algunas recomendaciones son las siguientes:

-en el invierno, esto es más común, pues el calor, disminuye la humedad del ambiente, secando los conductos nasales, para ello, usar un humidificador es muy conveniente

-los perfumes demasiado fuertes son irritantes para las mucosas

-los nebulizadores de nariz para la descongestión no son nada recomendables

-si se tiene congestión nasal, las soluciones salinas pueden aliviar (sin descongestionantes)

-se puede recurrir a la vaselina para lubricar los orificios nasales

-es beneficioso consumir líquidos. Esto es recomendable para todas las embarazadas, pues es básico para la hidratación, y en consecuencia para las mucosas nasales

-los alimentos ricos en vitamina C ayudan a fortalecer los capilares y reducen las hemorragias

Aumento de peso en el embarazo

Lo más normal en una embarazada, es que su peso aumente, ya que el niño se va desarrollando y el cuerpo sufre cambios en todos los aspectos.

La imagen de una embarazada, es el de una mujer que tiene un aumento de peso conforme va pasando el período de gestación, sin embargo, no siempre sucede esto, pues hay embarazadas que aun teniendo su barriguita, el peso no va en aumento. Hemos de tener en cuenta que el embarazo no es signo de obesidad.

En las primeras semanas del embarazo, el aumento de peso no es normal, incluso hay mujeres que bajan de peso, debido a las náuseas que provoca la gestación, devolviendo así el alimento que se ingiere. Esto es bastante característico.

Cuando una mujer queda embarazada, pasan algunas semanas para comenzar sus revisiones, normalmente durante el segundo mes, es cuando ya acude al ginecólogo para iniciar las pruebas que le cercioren el embarazo y su desarrollo. A partir de ahí, el peso comienza a cambiar, pues los cambios hormonales, se hacen presentes y como ya hemos dicho, este puede incluso disminuir.

Si una embarazada no aumenta de peso durante los primeros meses, no supone ningún riesgo para el niño, pues la necesidad de nutrientes todavía es escasa. A partir de esta etapa, la futura madre, irá cogiendo peso, pues el bebé necesita ir alimentándose para su desarrollo y esto irá aumentando conforme pase el tiempo de gestación.

No hemos de preocuparnos por las náuseas, estas suelen ocurrir solo al principio, aunque hay mujeres que les dura todo el embarazo, en estos casos, la alimentación ha de ser vigilada.

Escrito por Belen | 4 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

Estreñimiento en el embarazo

El estreñimiento, es un síntoma que casi todas las embarazadas sufren. Muchas creen que esto es debido a la toma de vitaminas y minerales que el médico les receta, por ello, llegan hasta el extremos de no tomarlas, pero esto no es debido solamente a la ingesta de estos productos, sino a razones como:

-los cambios hormonales, los cuales, hacen que el intestino trabaje de forma más lenta, dando como consecuencia al estreñimiento

-el útero, es uno de los órganos que durante el embarazo aumenta su tamaño. Esto va ejerciendo presión hacia los intestinos, molestando a su función, por ello, conforme va pasando el período de gestación, el estreñimiento va en aumento

-si los niveles de hierro y calcio, se elevan, también son consecuencia de este síntoma, por ello, si este es su caso, has de comunicarlo para disminuir la ingesta de estos complementos, pero nunca suspenderla, pues son muy necesarios para el embarazo

Algunos consejos que se pueden seguir si sufrimos este síntoma son los siguientes:

-la fibra, ha de incluirse en la dieta y en bastante cantidad. Si normalmente se ingieren alimentos con fibra, cuando se está embarazada, se han de aumentar, pero siempre de forma gradual, pues evitarás así las molestias de estómago y las flatulencias. La fibra se encuentra en los cereales integrales, pan integral, legumbres, frutos secos, frutas, hortalizas…

-los alimentos refinados, aumentan el estreñimiento, ya que tienen muy poca fibra. Antes del pan blanco, escoge el integral o antes del azúcar blanca, la morena

-los líquidos también ayudan a combatir el estreñimiento. Agua, zumos naturales… son muy buenos. Evita siempre los envasados

Escrito por Belen | 3 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Salud de la embarazada | Etiquetas: ,