Tipos de parto

Aplicación de la anestesia epidural

En los comienzos de la aplicación de la anestesia epidural, su administración, se hacía en una única dosis y muy concentrada. Por esto, la insensibilización era mayor y la parálisis también, algo que afectaba a la menor ayuda por parte de la madre al nacimiento del niño, el cual, bajaba más lentamente y por lo tanto, su sufrimiento era mayor. Los músculos se relajaban mucho más y se llegaba el caso en muchas ocasiones, de realizar la cesárea.

En la actualidad, este hecho ha cambiado, pues dicha anestesia, se aplica por medio de catéter. Este va administrando dosis sucesivas y en su cantidad exacta, según las necesidades.

Las futuras madres, durante el parto, se encuentran vigiladas a través de un monitor, el cual, va avisando algún problema que pudiera pasar.

El índice de cesáreas, se ha visto así reducido, ya que las dosis se ajustan de mejor manera. El dolor desaparece, pero no la totalidad del movimiento. La madre, puede así ayudar en el parto, no llegando a la total relajación muscular y no eliminado la sensibilidad.

En el suero, se administra oxitocina, la cual, sirve para que las contracciones se estimulen, favoreciendo así el trabajo del parto. Si el parto es lento o se detiene, la oxitocina, ayuda a que se acelere. Esto no tiene nada que ver con la anestesia epidural.

Al introducir la anestesia, la aguja por donde se introduce a través del catéter, no llega a tocar ningún hueso o disco de la columna, por lo tanto, se está libre de lesiones. Esta se introduce en la primera y segunda vértebra.

Escrito por Belen | 2 de julio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Tipos de parto | Etiquetas: , ,

Efectos secundarios de la anestesia epidural

La anestesia epidural, es una de las soluciones para que en un parto, la futura madre, no sienta los incómodos dolores que la llegada del niño trae consigo. Contracciones, dilatación… todo supone una transformación en el organismo que la madre sufre con gran dolor hasta la llegada del niño y después, las consiguientes molestias del postparto, en el cual, se ha de recuperar de los esfuerzos padecidos.

La anestesia epidural, deja dormida la zona lumbar, sintiendo cierto hormigueo, sin llegar a ser insensible ni perder el movimiento. La madre puede hacer fuerza para ayudar en el parto, pero el dolor es imperceptible.

Si estás embarazada, seguro que tu médico te ha informado de todos los beneficios de esta anestesia, pero nosotros, te vamos a comentar las complicaciones que se pueden tener:

-en la zona donde se realiza la inyección, puede doler varios días, ya que la aguja traspasa la piel y los ligamentos

-cuando pasa el efecto de la anestesia, puede producirse dolores de cabeza, esto ha de ser vigilado por el médico

-se pueden formar coágulos de sangre en la espalda. Esto no es demasiado común, pues ocurre en pacientes que sufren cáncer, diabetes, problemas de sangrado… algo que pocas embarazadas sufren. Estos coágulos, necesitan de operación para remediarlo

-otros síntomas secundarios son el descenso de la presión arterial, mareos, falta de oxígeno… pero estos porcentajes son mínimos (1%) y si ocurren están totalmente controlados

Como podemos comprobar, los riesgos son casi nulos y nada importantes, por ello, si tienes oportunidad y te has decidido a aplicar esta anestesia cuando llegue el momento del parto, has tomado una buena decisión.

Escrito por Belen | 29 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Tipos de parto | Etiquetas: , ,

Ventajas de la anestesia epidural

La anestesia epidural, es uno de los avances de la ciencia que nos ha ayudado a las mujeres en sufrir menos los dolores del parto, algo muy incómodo cuando llega el momento en el que el organismo se prepara para dar luz a una nueva vida.

Comienzan las contracciones, las cuales, son muy dolorosa, el cuerpo necesita que el bebé salga de él, por ello, la mujer da toda de sí hasta con la dilatación. A esto se le une el postparto, un período en el que el cuerpo está resentido de tanto esfuerzo.

La aplicación de la anestesia epidural supone los siguientes efectos en el momento del parto:

-las contracciones se sienten a modo de presión o tensión en los músculos, pero no con dolor. La zona lumbar se encuentra si sensibilidad, por lo tanto, se nota cierto hormigueo o adormecimiento en el abdomen y piernas. La sensibilidad de piernas y nalgas, se puede llega a perder, pero no la movilidad

–se siente calor, pero esto es debido a que el control de la temperatura en el cerebro también se afecta

-puede causar picazón

-el corazón se ve ayudado en el esfuerzo que este realiza durante el parto y se puede respirar de forma natural

-el bebé se suministra de oxígeno mucho mejor

-la presión arterial disminuye, pero no demasiado. Si esto ocurre, se administra medicamento para que se eleve

-si el parto causa problemas y dura más de lo debido, se puede administrar más anestesia, ya que se hace a través de un catéter. Incluso si llega el momento de necesitar una cesárea

Escrito por Belen | 29 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Tipos de parto | Etiquetas: , ,

Como se aplica la epidural

Si estás embarazada y has decidido aplicar la anestesia epidural para cuando llegue el momento del parto, te damos las pautas de como será esa aplicación:

-apenas llegar a la sala de dilatación, a través del suero, aplican una anestesia para evitar que te muevas por el dolor de las contracciones que ya estarás teniendo. El anestesista, se asegura así de que cuando te punce la epidural estarás sin movimiento alguno, así será más preciso-a continuación, te echas de costado o te sientas sobre la cama y apoyas los pies en una silla, de esta forma, la columna está lo más recta posible, aunque la espalda esté encorvada. El cuerpo estará relajado y la cabeza inclinada hacia adelante

-la zona en donde se va a realizar la punción, se limpia de forma perfecta para posibles infecciones, pues se introduce la aguja en donde se coloca el catéter epidural

-para que la piel quede sin sensibilidad, se inyecta un medicamento por donde se introduce la aguja, solo es un pinchazo, ya que es una inyección corriente

-el catéter epidural es muy flexible y fino (más que un cabello) y se introduce en la zona lumbar entre el espacio de la segunda y tercera vértebra, por supuesto, el anestesista, estará especializado en este tipo de anestesia

-a continuación  se saca la aguja y catéter queda dentro

-se aseguran las mangueras donde va conectado el catéter a lo largo de la espalda y entonces se le permite recostarse

-comienza a ingresar la anestesia que es bombeada por el catéter hacia el líquido de la columna vertebral. Esto tarda un par de minutos en hacer efecto y en 15 o 30 minutos se completa el efecto entero

-mientras dura el parto y hasta después de este, la dosis se va recibiendo de forma progresiva

Escrito por Belen | 29 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General y Tipos de parto | Etiquetas: , ,

Anestesia epidural

Todas las futuras madres, buscan siempre evitar el dolor del parto. El dolor es aguantado de forma diferente en cada persona, pues esto depende de la percepción y la resistencia de cada organismo. Una gran ayuda en el momento de dar a luz, el cual, es tan doloroso, es la anestesia epidural. Este tipo de anestesia alivia y suprime estos dolores.

Antes de ser aplicada, a la futura madre, se le realiza un estudio por las posibles adversidades que pudiera tener, esto se le incluye en la historial clínica para que el análisis sea eficiente y antes de ser realizada la anestesia, se firma un documento de aceptación.

Siempre se crea un poco de miedo antes estos sistemas, pues como siempre existen mitos que los contradicen, por ello, hay que recibir información antes que nada. Su médico le puede informa como se aplica, qué efectos produce y las complicaciones sucesivas.

Esta anestesia, consiste en dejar sin sensibilidad la zona lumbar (de la cintura para abajo) pero sin perder el tono muscular. La futura madre está consciente y se puede mover, pero no siente dolor. Esto para nada perjudica al bebé y se utiliza obligadamente en las cesáreas, por ello, en los partos donde no se quiera sufrir dolor, también se puede aplicar.

Para su aplicación, se necesita un anestesista especializado, pues la zona en donde se ha de realizar el pinzamiento es muy arriesgada. El momento de hacerlo es a partir de que la dilatación haya alcanzado como mínimo dos centímetros.

Escrito por Belen | 26 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Tipos de parto | Etiquetas: , ,

Beneficios del parto en el agua

¿Has pensado alguna vez realizar el parto en el agua?, esta es una de las opciones que se pueden realizar para dar a luz a un niño. Entre todas las ventajas que este sistema ofrece son algunas como:

-al realizarse en el medio de agua caliente, el efecto relajante se produce de forma inmediata

-la producción de adrenalina disminuye, ya que esta hormona es la responsable del estrés y tensa los músculos, endureciendo el cuello del útero y retrasando las dilataciones. Al aportar relax, esta hormona disminuye, la madre está más tranquila y la dilatación se ve más favorecida

-las hormonas cerebrales (endorfinas) aumentan, esto hace que la sensación de dolor disminuya. Los músculos se relajan y el tiempo parece pasar más rápido

-con este tipo de parto, la anestesia epidural no se realiza

-la fuerza del agua, contrarresta la gravedad y la madre se desenvuelve mucho mejor, adoptando la postura más cómoda para ella y el bebé. Cuando llega la hora de dar a luz, esto es muy importante

-en la expulsión del bebé, este no experimenta ningún cambio brusco de ambiente. Sabemos que el bebé, se encuentra dentro del líquido amniótico, el cual, tiene una temperatura similar a la del agua en la que la madre se sumerge. Pasa de esta forma de un ambiente a otro familiar

Si has decidido este tipo de parto para tu bebé, has de tener en cuenta que solo se puede realizar si el desarrollo durante toda la gestación ha sido llevado a cabo sin problema alguno.

Escrito por Belen | 26 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Tipos de parto | Etiquetas: ,

Cuando cortar el cordón umbilical

El cordón umbilical es el medio a través del cual el bebé recibe oxígeno y se alimenta. Una vez producido el parto, por lo general se procede a cortarlo pues fuera del vientre materno el bebé comienza a respirar y a nutrirse a través de la leche materna.

Sin embargo, hay quienes creen que el cordón umbilical no debe ser cortado inmediatamente después del parto. Para algunos, este corte abrupto puede producir una asfixia, algo que no sucede si en cambio se aguarda a que el proceso se realice de forma natural.

Esto sucede cuando se produce el bloqueo natural del cordón, una instancia que se produce cuando los pulmones del bebé se llenan de aire al nacer y los vasos sanguíneos del cordón se cierran por sí mismos y dejan de latir. En ese momento, el cordón puede ser cortado sin inconvenientes pues ya está bloqueado por obra y magia de la biología.

Por esta razón, algunos médicos recomiendan esperar entre uno y cinco minutos después del parto para cortar el cordón umbilical.

Vía: Crianza natural

Escrito por MJA | 25 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Tipos de parto | Etiquetas: ,

Parto en el agua: la respiración del bebé

En los partos acuáticos los bebés salen del vientre materno hacia el agua y rápidamente son sacados de allí por manos expertas. Sin embargo, ¿Cómo logra respirar el recién nacido durante esos primeros segundos?

Hay muchos mitos en torno al parto en el agua y uno de ellos remite a la respiración del bebé. Lo cierto es que, al igual que sucede dentro del vientre, el bebé recibe el oxígeno del cordón umbilical por lo que no padecerá ningún sufrimiento. A esto hay que sumar el hecho de que los recién nacidos cuentan con un reflejo automático que impide que traguen cualquier sustancia mientras sale la cabeza. Este reflejo de inmersión evita que se ahoguen y estará presente durante los primeros seis meses de vida.

El recién nacido comienza a respirar en el momento inmediato en que se produce el cambio ambiental del agua al aire. Entonces se disparan una serie de reacciones químicas, hormonales y físicas que desencadenan la respiración. En el caso de bebés nacidos en el agua, el proceso es más lento pues todo su cuerpo se expone al mismo tiempo al aire y no sólo la cabeza como en el parto tradicional.

Vía: Crianza Natural

Escrito por MJA | 20 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Tipos de parto | Etiquetas: ,

Parto sin pujar

Tensar los músculos abdominales para estrechar la parte alta del útero y entonces impulsar los movimientos del bebé dentro de la cavidad. Eso es lo que logra una contracción. Para lograrlo, hay que inhalar con fuerza , contener el aire y empujar contrayendo los músculos abdominales para finalmente soltar el aire.

Este proceso repetido varias veces acelerará el trabajo del útero para un parto más rápido pues al inhalar el diafragma desciende encima del útero. Lo curioso es que si bien la mayor parte de los médicos y parteras son partidarios de que la madre puje para acelerar el nacimiento algunos obstetras consideran que esto no es lo mejor.

Según ellos, el bebé no necesita ayuda alguna pues avanza hacia la vagina al relajarse el peritoneo. Esta teoría sí considera la importancia de la respiración durante las contracciones pero no defienden el pujo en sí.

¿Qué opina tu médico obstetra? Si estás embarazada y aún no le has consultado quizá sea el momento oportuno de hacerlo.

Vía: Embarazada.com

Escrito por MJA | 6 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Tipos de parto | Etiquetas: , , ,

No a las visitas las primeras 24 horas luego del parto

Cada vez más hospitales y médicos recomiendan y conciencian a los padres sobre la necesidad de que los bebés estén tranquilos luego del parto, evitando las visitas de familiares y amigos.

La serenidad durante los primeros días de vida no sólo es necesario para el bebé sino también para la madre, quien debe afrontar el posparto tanto en el aspecto físico como el emocional.

Más allá de la alegría, el parto es una situación estresante y cansadora. Madre e hijo deben descansar luego del mismo. El bebé se siente estresado por los estímulos del mundo exterior y necesita una contención serena, el calor de la madre y ser amamantado.

Sólo un entorno tranquilo permite ejercer este vínculo y es por eso que cada vez más especialistas recomiendan que al menos durante las primeras 24 horas de vida no se reciban visitas. De esa forma hay mayores probabilidades de que el bebé se sienta a gusto y de que la madre practique la lactancia con éxito.

Escrito por MJA | 26 de abril de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Tipos de parto | Etiquetas: , ,