Consejos de seguridad alimenticia para embarazadas

Lavar muy bien las verduras, tomar abundante agua, evitar el pescado crudo y otras recomendaciones. Cuando una mujer queda embarazada lo primero que debe hacer es revisar su dieta alimentaria para evitar algunos alimentos peligroso durante este período de la vida.

La dieta de la madre guarda estrecha relación con la salud del bebé. Una mujer encinta debe consumir una alimentación rica en proteínas, vitaminas y hierro. Se recomiendan comer cinco porciones diarias de frutas y vegetales, evitar el consumo de alcohol y comer pescado cocido al menos dos veces a la semana. Reducir el consumo de sal y comer al menos seis momentos al día son otras de las recomendaciones.

Si bien está permitida la ingesta de pescado cocido, las normas de seguridad alimentaria aconsejan evitar los pescados azules como el pez espada y el atún debido a la acumulación de mercurio. También hay que evitar el consumo de carnes crudas para evitar la toxoplasmosis y los quesos frescos o blandos para evitar la listeriosis.

Más allá de los alimentos consumidos, es de vital importancia conservar los alimentos en condiciones para preservar sus normas de seguridad. Hay que cocinar muy bien las carnes, limpiar con cuidado las verduras y las frutas para así evitar las bacterias.

Vía: La vanguardia

Escrito por MJA | 24 de enero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta