Cuando las personas critican el nombre del futuro bebé

Me gustan los nombres de bebé antiguos y por eso al momento de elegir el nombre de mis hijos sentí las críticas y los ruegos: “¡Elige otro nombre, por favor!”.

Pero ni a mi marido ni a mi nos importó, ni con el primero ni con el segundo hijo. En ambas ocasiones se repitió idéntica escena, padres, tíos y amigos que suplicaban elegir otro nombre, barajar nuevas alternativas. Sin embargo, fuimos contundentes pues nos gustaban ambos nombres y, de alguna manera, sentíamos que nos pertenecían.

Es que con los nombres sucede así siempre: hay nombres que te gustan pero otros que son tuyos, que sientes que te pertenecen por peso propio, porque puedes imaginar llamando a un hijo tuyo con ese nombre.

Aplaudo nuestra decisión de no dejarnos llevar por los comentarios, quizá porque estábamos demasiado convencidos de las elecciones (incluso elegimos el nombre de mi primer hijo apenas nos pusimos de novios). No siempre ocurre, hay parejas que se dejan llevar por las miradas críticas y los comentarios destructivos cediendo terreno y contaminando un nombre que hasta no hace tanto les agradaba.

¿Mi consejo? Seguid vuestros deseos pues el nombre es una entidad vacía en sí misma pues guarda relación con quien lo lleva. Un bebé se apropia de él a medida que crece, lo llena con su personalidad y su mirada, con su rostro y su estilo personal. Poco a poco lo alimenta y con los años siempre le queda bien. Es que es suyo y no podría ser de otro.

Escrito por MJA | 24 de julio de 2014 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta