Cuidados de los pezones

La limpieza de los pezones es muy importante, puedes conseguirlo lavando solamente con agua y mejor dejarlo secar al aire libre, si quieres puedes lubricar los pezones con crema de caléndula, no es tóxica para el bebé por lo que no hará falta que te la quites antes de amamantar.

Si los pezones tienen grietas a causa de amamantar al pequeño, la mejor manera de tratarlos es utilizando la misma leche impregnando los sitios donde se encuentran las grietas y dejando secar también al aire libre, ya que la leche materna posee propiedades cicatrizantes.

Puedes proteger tus pezones con protectores de pezón, para que se mantengan aireados puedes hacerte con unos protectores de pezón elaborados en silicona y que están provistos de unos espacios especiales de aire los mismos que permiten que los pezones se mantengan aireados.

Es aconsejable que expongas los pezones unos minutos al sol, ya que de esta manera ayudarás a mantenerlos libres de humedad y se fortalecerán.

Con estos sencillos cuidados evitarás mas lastimaduras más profundas y sensibilidades incómodas las mismas que pueden privar de la alimentación muy importante para el bebé, si con todos estos cuidados las grietas no sanan lo mejor sería que acudas al médico.

Pero cabe destacar siempre que manteniendo buenas posturas y buenas formas de amamantar ayudarás a conseguir que tus pezones se mantengan en forma, y de manera principal evitarás privar de esta comida imprescindible para el bebé y tú disfrutarás de este momento maravilloso.

Escrito por Belen | 17 de agosto de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General y Lactancia | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta