Efectos secundarios de la anestesia epidural

La anestesia epidural, es una de las soluciones para que en un parto, la futura madre, no sienta los incómodos dolores que la llegada del niño trae consigo. Contracciones, dilatación… todo supone una transformación en el organismo que la madre sufre con gran dolor hasta la llegada del niño y después, las consiguientes molestias del postparto, en el cual, se ha de recuperar de los esfuerzos padecidos.

La anestesia epidural, deja dormida la zona lumbar, sintiendo cierto hormigueo, sin llegar a ser insensible ni perder el movimiento. La madre puede hacer fuerza para ayudar en el parto, pero el dolor es imperceptible.

Si estás embarazada, seguro que tu médico te ha informado de todos los beneficios de esta anestesia, pero nosotros, te vamos a comentar las complicaciones que se pueden tener:

-en la zona donde se realiza la inyección, puede doler varios días, ya que la aguja traspasa la piel y los ligamentos

-cuando pasa el efecto de la anestesia, puede producirse dolores de cabeza, esto ha de ser vigilado por el médico

-se pueden formar coágulos de sangre en la espalda. Esto no es demasiado común, pues ocurre en pacientes que sufren cáncer, diabetes, problemas de sangrado… algo que pocas embarazadas sufren. Estos coágulos, necesitan de operación para remediarlo

-otros síntomas secundarios son el descenso de la presión arterial, mareos, falta de oxígeno… pero estos porcentajes son mínimos (1%) y si ocurren están totalmente controlados

Como podemos comprobar, los riesgos son casi nulos y nada importantes, por ello, si tienes oportunidad y te has decidido a aplicar esta anestesia cuando llegue el momento del parto, has tomado una buena decisión.

Escrito por Belen | 29 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Tipos de parto | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta