Elegir la silla del coche del bebé

El embarazo es el momento perfecto para comprar todo aquello que necesitaremos en los meses posteriores al parto. El equipamiento es una parte fundamental de este período y es por eso que algunas mujeres eligen incluso comprar la silla del coche del bebé.

En ese caso, habrá que tener en cuenta algunas cuestiones fundamentales al momento de realizar la compra para así cumplir con ciertas normas de seguridad. Para comenzar, habrá que evitar las compras de segunda mano a menos que se conozca el historial de la silla y verifique que no sufrido accidente alguno.

Los bebés menores de 13 kilos deben viajar en una silla que mire hacia la parte trasera del coche porque ofrece más protección para la cabeza, el cuello y la columna del bebé. Si el coche tiene airbags se recomienda evitar siempre las sillas que miran hacia delante.

Un bebé mayor puede en cambio usar una silla que mire hacia delante siempre y cuando la misma esté situada en el asiento trasero. Son más grandes, más pesadas pero mucho más seguras. Más allá de su aspecto, lo más importante es que deben estar homologadas para entonces estar seguros que compramos una silla que ha superado las pruebas de rutinas que nos aseguran que en caso de accidente el bebé estará protegido.

Escrito por MJA | 31 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta