Embarazo múltiple

Un embarazo múltiple requiere muchos más cuidados que uno de un solo bebé. Los controles y ecografías, son mucho más constantes para el correcto desarrollo de los bebés. El mayor problema que puede presentar este tipo de partos, es que sean prematuros, por ello, los chequeos pre natales que verifican el estado de los bebés, son más necesarios.

Hacia la semana 35, puede que el embarazo se complique, debido a que los niños van creciendo y el espacio se ve reducido en el vientre de la madre, esto causa la inducción al parto o la cesárea. El útero no da de sí, alcanza una dimensión máxima y se producen las contracciones. Normalmente, el 50% de los gemelos nacen prematuros y el 80% se producen sobre la semana 35.

Tampoco debemos asustarnos si estamos embarazadas de una múltiple gestación, ya que también existen probabilidades de que el parto llegue a ser natural, esto depende de algunas causas como:

-la posición de los bebés en el útero tienen la cabeza hacia abajo, ya que esto aumenta las posibilidades de que el parto sea normal. Los bebés han encontrado el espacio suficiente para salir por su propia naturaleza y están preparados para ello, aunque normalmente no lo encuentran y por eso no tienen la posibilidad de colocarse de forma correcta, entonces se colocan sentado y atravesados, dando consecuencia a la práctica de la cesárea

Después del parto, llega la crianza, la cual, se convierte en doble y agotadora. El padre necesita ayudar en todo lo que pueda o recurrir a la ayuda familiar o contratada.  En esta crianza, los bebés han de tratarse de forma individual, cada uno tiene una personalidad y se diferencian perfectamente, cada uno expresará sus deseos de forma diferente, pues aun siendo iguales de forma exterior, no lo son de forma interior.

Escrito por Belen | 11 de julio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Embarazo Mes a Mes | Etiquetas: , , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta