Embarazos tardíos

Según las estadísticas, cada vez las mujeres deciden tener un hijo con edad más avanzada. Esto supone un riesgo, pero la sociedad en que vivimos hace que la mujer decida ser madre a edades tardías, algunas ya cerca de los 40.

Este riesgo, ha de ser controlado, aunque no debe ser de gran preocupación pues si la madre está en perfecto estado de salud y no sufre complicaciones en su organismo, la gestación no tiene el por qué presentar ningún problema.

Si una mujer en avanzada edad, decide ser madre, antes de ello, ha de hacerse un chequeo intenso que pueda prevenir los riesgos con los que se pueda encontrar. Los antecedentes personales y familiares son una de las cosas que cuentan con mayor importancia. La información hacia el ginecólogo, puede prever futuros problemas y preparar el cuerpo de la futura madre para que las condiciones de la gestación sean de lo más óptimas. Cuando esto ocurre, las pautas a seguir en el embarazo serán las siguientes:

-los hábitos de alimentación han de cambiar, además del estilo de vida. Estos han de ser planeados por el médico

-si existe alguna enfermedad o dolencia, se tomarán las medidas preventivas en los fármacos que se administren

-las complicaciones como la preeclampsia, diabetes… se han de evitar en lo posible, pues con ello, los riesgos disminuyen

-los controles prenatales han de ser muy estrictos, por ello, esta clase de embarazos se clasifican en alto riesgo. Bajo ninguna circunstancia se ha evitar los exámenes, ecografías, análisis, test, pruebas, amniocentesis… estos son indudables ante un buen proceso

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta