Episiotomía en el parto, ¿sí o no?

Si estás embarazada seguramente habrás escuchado alguna vez esta palabra: episiotomía.

La episiotomía es un procedimiento quirúrgico destinado a ampliar el canal de parto mediante un corte en la vagina dirigido al perineo. Sirve para acortar el período expulsivo y evitar los desgarros. A veces se necesita porque la cabeza del bebé es muy grande o la vulva muy estrecha.

Actualmente, la episiotomía se realiza en un 80 a 90 por ciento de los primeros nacimientos y aproximadamente en un 50 por ciento de los partos siguientes. Para llevarla a cabo se debe aplicar una anestesia local (si es que no se aplicó antes peridural). De todas formas no duele, por que se realiza en el punto más alto de una contracción y justo en el momento en que la cabeza del bebé está completamente apoyada, de manera tal que adormece la zona.

Algunos obstetras están en desacuerdo y prefieren que, pese a todo, los tejidos cedan naturalmente.

Otros la practican en forma rutinaria. Lo cierto es que, hasta el momento mismo de la expulsión, no puede saberse qué es lo que va a necesitar la mamá. Por eso es bueno que este tema lo hables con tu obstetra en una de sus visitas, para exponerle tus propias dudas y temores, saber cuál es su postura y no esperar a último momento.

Escrito por MJA | 28 de diciembre de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Tipos de parto | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta