Hiperpigmentación en el embarazo

Durante el embarazo, se sufren cambios hormonales que experimentan grandes cambios en la mujer, uno de ellos, es el cambio de los niveles de estrógeno y progesterona. Estas, son las encargadas de estimular la melanina, la cual, pigmenta la piel para protegerla de los rayos del sol, haciendo que el ADN no se dañe en el núcleo celular.

En este período de gestación, en donde más se sufre la pigmentación debido a estos cambios, son las pecas y las cicatrices que la futura madre ya tenía antes de estar embarazada, estas se acentúan. Areolas, pezones, genitales, línea alba y cloasma, son específicas y desaparecen tras el parto.

La línea alba, es una línea oscura, la cual, está llena de vellosidad y se sitúa desde el pubis hasta el ombligo, separando el vientre en dos, en algunas mujeres, llega hasta el pecho. Esta aparece durante el sexto mes de embarazo y el color más oscuro o más claro, depende de la mujer, pues cada embarazo es único. Se llama de esta forma porque cuando la mujer no está embarazad, no se ve, es casi imperceptible y muy clara.

La llamada máscara del embarazo (cloasma gravídico), son las manchas que aparecen al exponerse al sol la mujer embarazada. Estas aparecen en cuello, frente, sien, pómulos, contorno de labios… y siempre es más notoria en las mujeres más morenas. Aparecen a partir del segundo mes de gestación.

Durante el embarazo, poco se puede hacer ante estos síntomas de hiperpigmentación, solamente aplicar media hora antes de exponerse al sol, cremas protectoras del sol y nunca exponerse a las radiaciones solares.

Escrito por Belen | 4 de julio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , , , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta