Ideas para la habitación de un bebé

No es sencillo crear una habitación para un niño cuando se desea huir del color celeste. Aparece la opción del verde o del naranja pero tampoco son alternativas viables si además queremos crear una atmósfera relajada en el ambiente.

Entonces se me ocurrió pintar la habitación de mi hijo de color blanco para que sea neutra, etérea. Y pensé en añadir el toque de color con la decoración. Almohadones, cortinados y pinturas fueron de la partida y el resultado fue similar al de esta imagen que puedes ver:

Lo más difícil fue dar con las telas adecuadas pues como buscaba añadir color a través de ellas buscaba algo diferente. Para peor, no quería dibujos de pelotas o coches. Luego de investigar el mercado di con unas telas preciosas diseñadas por una artista independiente. Dibujos de coloridos animales y lechuzas soñadoras en colores marrón, rojo, verde, naranja, amarillo, azul.

Un pequeño destello de color en la habitación de mi bebé que terminó por conseguir ese equilibrio que tanto buscaba entre la locura de los colores brillantes y la serenidad de los tonos pastel.

Escrito por MJA | 18 de noviembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas:

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta