Incontinencia urinaria

Las ganas de orinar aumentan en el embarazo, sin embargo, cuando llegan al baño, la cantidad de orín es muy pequeña, comparada con las ganas que sentían.

Durante el período de gestación, el organismo está cambiando constantemente, debido al cambio hormonal, el aumento de las ganas de orinar, es una de estas nuevas sensaciones con las que se encuentra la embarazada, incluso en el último trimestre, no solo tienen muchas ganas, sino que se les escapa al toser, reír, estornudar, levantar peso… todo ello es causa de la presión del útero sobre la vejiga, ya que el bebé se va haciendo más grande y ocupa mucho más espacio, de esta forma la uretra, en donde se almacena la orina, es perjudicada. Esto es muy normal, aunque siempre hay que estar alerta a que el líquido solo sea orín. Por el olor, esto se reconoce, pues el líquido amniótico, podría ser también escapado, por ello, hay que asegurarse de que este no sea. Si esto ocurre, hay que acudir inmediatamente al médico.

Esto no quiere decir que el consumo de líquidos sea menor para evitar orinar menos. Una embarazada, ha de beber como mínimo ocho vasos de agua al día, de esta forma, se previenen las infecciones de orina, además de que es beneficioso para la hidratación tanto del bebé como de la madre.

Los líquidos que se deben evitar realmente, son los que contienen cafeína, picantes, alcohol, gaseosas, cítricos… todos estos irritan la vejiga.

El sobrepeso, es una de las causas que también perjudican a la incontinencia urinaria.

Escrito por Belen | 9 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Molestias y Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta