La importancia de consumir agua en el embarazo

Si el agua es fundamental para la salud de la persona durante el embarazo su ingesta se vuelve asunto de Estado. En este período, es importante beber agua en abundancia pues las necesidades hídricas aumentan.

Se necesitan al menos 300 ml de agua al día para así satisfacer las necesidades del cuerpo, que está trabajando al 100 por ciento para el desarrollo del bebé. El aumento del consumo de líquido ayuda a mantener la cantidad de líquido amniótico al aumentar el volumen plasmático al tiempo que favorece el transporte de nutrientes hacia el bebé. Por otra parte, previene el estreñimiento y ayuda a disminuir las náuseas y la sensación de acidez que sufren muchas embarazadas.

Además, es vital para evitar la deshidratación, en especial durante los meses de verano. Por otra parte, la abundante ingesta de agua previene los cálculos renales y las infecciones al aumentar la producción de orina sin olvidar que es favorable para evitar la retención de líquido e hinchazón, síntomas típicos del embarazo y a medida que los meses transcurren.

Si no sientes sed, también puedes beber líquidos como zumos, caldos, verduras y frutas con alta concentración de agua y gazpachos.

Escrito por MJA | 8 de julio de 2014 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta