La primera succión del bebé, puro instinto

Es un momento singular de la vida. Único y perfecto. Ocurre a pocos minutos del nacimiento, cuando se produce el encuentro entre el recién nacido y su madre. Si tienes la oportunidad de experimentar esta vivencia, pídele a tu obstetra que te permita estar esos primeros minutos con tu bebé. Verás que entonces se produce el llamado “Breast crawl” o gateo para mamar.

El bebé es colocado sobre el pecho de la madre y entonces se produce ese instante mágico en el que busca el pecho materno por instinto y en forma natural. Entonces se mueve y gatea en busca del pecho provocando la emoción propia y ajena.

Este momento único ocurre durante la primera hora de vida del recién nacido, cuando los altos niveles de oxitocina de la madre favorecen la lactancia materna y el primer contacto del bebé con el pecho.

El recién nacido tiene el instinto de rastrear el pecho de su madre en forma autónoma, moviendo sus piernitas, sus brazos y su cuerpo. El bebé está calmo, no llora y entonces explora la zona hasta encontrarlo. Primero busca con la mano y luego ocurre ese instante maravilloso que quedará por siempre en nuestros corazones.

El Breast Crawl fue descripto por primera vez en 1987 por el Instituto Karolinska de Suecia y sucede en la mayor parte de los bebés.

Vía: Breast Crawl

Escrito por MJA | 24 de enero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Lactancia |

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta