Lactancia adoptiva, madres del corazón que practican la lactancia

Las madres adoptivas también pueden practicar la lactancia materna aunque en este caso particular se la denomina lactancia adoptiva, una práctica que requiere tiempo y preparación.

Antes de la llegada del niño, es preciso informarse sobre los beneficios de la lactancia adoptiva, que en este caso particular no apunta a lograr la lactancia exclusiva sino a fomentar la cercanía con el bebé. Para lograrlo, a la madre adoptiva se la estimula con anticonceptivos combinados para así aumentar la producción de las hormonas ocitocina y prolactina. Así producirá leche que aunque sea poca, le aportará al bebé algunas substancias únicas de la leche materna.

Los anticonceptivos se suspenden al iniciar la lactancia y la succión de los pezones es luego el mejor estímulo. Los niveles de prolactina y oxitocina aumentan con la succión del pecho de cualquier mujer así es que el comienzo de la lactancia adoptiva depende mucho del niño, que debe estar dispuesto a reemplazar el biberón que ha recibido hasta el momento por el pecho. Es común que en un comienzo, si el niño no quiere succionar se le adjunte una sonda al pecho desde donde se le administra la leche de fórmula para que se alimente al tiempo que estimula la producción de leche materna. Poco a poco se limita la leche de fórmula.

Vía: Medicina familiar

Escrito por MJA | 16 de noviembre de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Lactancia | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta