Leches infantiles

Los expertos coinciden en que la mejor forma de alimentar a los bebés es la indiscutible leche materna, ya que insistimos en que es una opción natural que aporta beneficios tanto para el recién nacido como para la madre.

Pero la lactancia materna no tiene por qué ser la alimentación importante de referencia, una madre no tiene que sentirse obligada a elegir esta forma de alimentar a su pequeño, ya que las circunstancias personales de cada madre son diferentes y en muchos de los casos la lactancia materna, simplemente no es una opción posible, por eso hay que tomarse el tiempo suficiente para decidir antes de que el bebé nazca qué  alimentación le puede ofrecer.

Ya que dejaremos claro que los objetivos principales de la alimentación infantil es tratar de acelerar la maduración de los tejidos y garantizar un correcto crecimiento y una completa nutrición de los bebés.

Cabe destacar que las leches adaptadas para los recién nacidos, se elaboran a partir de la leche de vaca, que se modifica para hacerla semejante a la leche humana.

El resultado es una leche que se parece mucho a la humana desde el punto de vista nutricional, y por tanto, es adecuada para el crecimiento y desarrollo del bebé. En su composición las leches adaptadas deben cumplir con las normas de la Sociedad Pediátrica Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición (ESPEGHAN).

Se comercializan como leches adaptadas de inicio, los preparados hasta los cinco meces, y de continuación la leche de fórmula para los bebés de más de cinco meces. La pediatra recomendará la que crea la más indicada, en caso de que la madre no pueda amamantar al recién nacido el médico indicará la leche que se deba utilizar.

Escrito por Belen | 18 de agosto de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General y Lactancia | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta