Los beneficios de la dieta normocalórica durante el embarazo

La dieta normocalórica es un tipo de alimentación que tiene relación con el embarazo. Si normalmente una persona debe ingerir un promedio de entre 1.800 y 2.200 calorías diarias practicando actividad física, en este período particular de la vida, la mujer tendrá que sumarle unas 300 calorías para entonces ayudar al desarrollo del bebé.

Esto no significa comer más cantidad sino en forma equilibrada, incluyendo alimentos sanos y naturales, y evitando las carnes crudas, leches no pasteurizadas o quesos blandos pues pueden contener bacterias.

Una dieta normocalórica debe excluir al alcohol ya que es perjudicial para el bebé y reducir el consumo de cafeína a 350 mg diarios en forma de café, té o chocolate. Además, se recomienda el consumo de frutas y vegetales además de otros productos con grandes aportes de vitaminas, minerales y proteínas (cereales, centenos, fibras, etc). En algunos casos, la dieta viene acompañado de un suplemento vitamínico además de un aporte extra de calcio y hierro.

Recuerda que durante el embarazo es importante ingerir la mayor cantidad posible de proteínas, hierro, calcio, magnesio, ácido fólico y vitaminas para que tanto el bebé como la madre estén en condiciones saludables y, en este sentido, la dieta normocalórica contribuye a lograr el equilibrio.

Escrito por MJA | 14 de noviembre de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Salud de la embarazada | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta