Los genes

Cuando un niño nace, todo el mundo, hace la típica pregunta: ¿a quién se parece?

Es lo más natural del mundo que el niño saque parecidos del padre o de la madre. Eso es consecuencia de los genes, los cuales, son los encargados de definir cómo será un niño, tanto en defectos buenos como en malos. En el caso de enfermedades congénitas, esto es debido a trastornos hereditarios, los cuales, pueden ser transmitidos de las siguientes formas:

-dominante. Si el padre o la madre (solo uno de los dos), el trastorno, es posible en un 50%

-recesiva.  Si son los dos portadores, la posibilidad, es un 50% de heredarlo y un 25% de desarrollar alguna enfermedad relacionada

-defectos en el cromosoma X. Si es el padre, el portador de este trastorno, se le transmite a las hijas, si es la madre, se lo transferirá al 50% de los hijos y al 50% de las hijas

En estos tres casos, podemos citar algunas enfermedades de los tres, por ejemplo, en el primer caso, una de ellas, es el enanismo. En el segundo, trastornos en el metabolismo. Y en el tercero, la hemofilia.

Algunos de estos trastornos, se pueden predecir en el parto, por ejemplo, el Síndrome de Down o algunos defectos del corazón. Pero no todos se pueden diagnosticar hasta que el niño no nace, incluso hasta que el niño se va desarrollando y ya tiene algunos años. Una de las pruebas que se ejercen en el embarazo para saber estas anomalías, es la Amniocentesis.

Escrito por Belen | 8 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta