Los riesgos de un parto en casa

Hoy algunas teorías avalan el regreso a los orígenes y así es como algunas mujeres eligen parir en sus casas. En un principio, los riesgos serían iguales a los de un parto realizado en un centro médico aunque la diferencia está en que, en caso de una emergencia, el tiempo de traslado hasta un hospital puede significar un importante riesgo.

El principal riesgo de un parto en casa para la madre es la hemorragia uterina o la hemorragia ocasionada por lesiones del canal del parto. Estas podrían aparecer luego del nacimiento y su control, ya sea con medicación endovenosa, sutura de desgarros u otras opciones, se dificulta en un hogar.

Otro de los problemas que pueden aparecer es el sufrimiento fetal agudo o asfixia fetal en donde es necesario realizar una intervención con fórceps o bien una cesárea de urgencia para evitar secuelas neurológicas en el recién nacido o incluso la muerte del bebé.

Por otra parte, en casa se dificulta realizar maniobras de reanimación del recién nacido en caso de necesitarlas debido a que no se tiene el instrumental y equipamiento necesario.

Lo más grave que puede ocurrir es el desprendimiento placentario o la procidencia de cordón que deben ser tratadas en forma inmediata y pueden requerir una cirugía.

Vía: Babysitio

Escrito por MJA | 30 de agosto de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Tipos de parto | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta