Madres de 40 años

Cada vez son más las mujeres que tienen a su primer hijo pasado los 30 años. Ya sea por cuestiones de desarrollo personal o profesional, búsqueda de una pareja estable o problemas en la concepción, la edad para ser madres se ha ido corriendo en los últimos años. Y a partir de esta llegada tardía a la maternidad se da un cambio en la manera de vivirla.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de ser mamá a los 40?

Algunos de los puntos fuertes que podrían ser pensados en relación a características asociadas a la edad son: la mayor formación con la que las mujeres llegan a esta etapa, su creciente madurez, el mayor registro de riesgos y una mayor conciencia de lo que un embarazo y la llegada de un hijo significan en la vida de un adulto. Es por ello que estas mujeres demandan más información y preparación a lo largo de este proceso.

Sus puntos débiles podrían ser las consecuencias de salud en relación a lo considerado “embarazo añoso”: mayor dificultad en el proceso de la fertilidad, ya que en líneas generales el embarazo tarda un poco más de tiempo en llegar, existen mayores riesgos y suelen aparecer temores económicos y emocionales. A partir de allí las preguntas más frecuentes son: ¿ Será el mejor momento? ¿Seré una buena madre? ¿ Será para mí la maternidad?

Cuando estas preguntas nos surgen y no logramos despejar nuestro deseo más propio, es importante apoyarse en la pareja, conversar acerca de lo que en cada uno despierta este tema y en caso de necesitarlo pedir ayuda profesional. Se trata de llegar al embarazo y nacimiento de nuestro hijo de la mejor manera posible para disfrutar a pleno de ser mamá.

Escrito por MJA | 26 de mayo de 2013 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta