Molestias en el embarazo. Dolor de espalda.

Esta molestia es de las que más se sucede en el embarazo. A medida que avanza el tiempo, el peso adicional es más evidente, lo que contribuye a que se resienta la zona y aumenten los dolores.

Es necesario que se aprenda a controlarlo y tomar nota de los consejos que ayudarán a aliviarlo.

  1. Cuidar la postura. Trata de mantener las caderas hacia adelante y la espalda recta. No camines arqueando la espalda ni sacando barriga.
  2. Usar zapatos cómodos sin tacón. Es evidente el motivo.
  3. Evitar levantar objetos pesados. Si hay que recoger algún objeto, hacerlo flexionando las rodillas.
  4. No permanecer mucho tiempo de pie. Si tienes que estar parada durante mucho tiempo, descansa sobre un banquito, así aliviarás la tensión en la espalda.
  5. Sentarse en sillas con buen apoyo para la espalda.
  6. Dormir de costado sobre un colchón firme, y evitar hacerlo boca arriba.
  7. Vestir ropa cómoda. Pantalones con banda elástica ancha que se sitúe debajo de tu barriga y te ayude a sostener el peso extra. También podemos ayudarnos con fajas que sujetan muy bien.
  8. Hacer ejercicios de espalda para fortalecer músculos. Además ayudarán a la hora de preparar el parto.

Durante el embarazo, es normal sentir dolor de espalda porque ésta, como hemos dicho, soporta un peso adicional. Con los consejos que se han dado se pretende mejorar la situación, aunque es algo que estará presente inevitablemente. Por tanto, tómalo con calma y no fuerces situaciones que puedan incrementar los riesgos.

Escrito por Belen | 19 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Molestias y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta