Molestias en la espalda durante el embarazo

El dolor de espalda es tan habitual en el embarazo que es raro encontrar a una mujer que no lo sufra.

Probablemente, comiences a notarlo a partir del segundo trimestre y es por eso que aquí te brindamos algunos consejos que te ayudarán a reducir su intensidad.

El dolor más frecuente de esta zona es el que se ubica en la zona posterior más baja de la pelvis hacia ambos costados de la línea media. Quienes lo padecen son las mujeres que en embarazos anteriores ya los experimentaron, las que tuvieron este tipo de dolores antes de quedar embarazadas o las que no tienen una base de entrenamiento físico pre gestacional.Por su parte, los calambres en los músculos gemelos suelen producirse en el tercer trimestre y son también frecuentes en los músculos de los pies. Duran algunos segundos pero en ocasiones dejan dolor residual por varias horas.

La causa de estos dolores se explica a partir del avance del embarazo, cuando el bebé va ocupando más lugar en el útero y genera mayor peso para la mamá. En esos momentos las curvaturas antero posteriores de la columna vertebral cambian acentuándose sobre todo en la zona lumbar por rotación anterior a la pelvis.

Para proteger y atenuar estos trastornos es posible practicar deportes como la natación, caminatas, yoga y la gimnasia en el agua, siempre consultando previamente con el obstetra. El dolor leve también se combate cambiando de postura, descansando sentada apoyando las piernas a la altura de las caderas y flexionándolas ligeramente para cambiar el eje de la pelvis.

Para los dolores intensos se sugiere reposo, calor seco o húmedo, además de ejercicios suaves. En tanto para los dolores muy intensos, aquéllos que ni siquiera permiten caminar, se indica reposo, baños de inmersión calientes y antiinflamatorios. Si el dolor persiste se recomienda realizar una resonancia magnética para descartar cualquier patología de columna que no tenga que ver con el embarazo.

Los calambres se previenen elongando los músculos, en especial antes de dormir pues por lo general ocurren cuando la embarazada descansa. En algunos casos se suministra calcio o magnesio, pero la mejor forma de aliviarlo es elongando el músculo o bien, en el caso de que persista, bañando en agua caliente la zona afectada.

Escrito por MJA | 26 de enero de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Molestias y Sintomas de embarazo | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta