La importancia del ácido fólico en el embarazo

Cuando una pareja comienza a buscar un bebé, su médico le recomienda que ella comience a tomar ácido fólico, una sustancia que hemos escuchado una y otra vez sin saber para que sirve.

El ácido fólico es una vitamina hidrosoluble que tiene un rol activo en el cuerpo, participando tanto de la síntesis del ADN como de la división de las células, el desarrollo de los glóbulos rojos y la anemia.

En el embarazo, la falta de ácido fólico puede asociarse a problemas en el tubo neural como la espina bífida.

Por otra parte, el ácido fólico reduce la posibilidad de un aborto espontáneo y evita el bajo peso del bebé. También ayuda a lograr un parto a término.

Tomar ácido fólico es muy sencillo pues basta con ingerir una pequeña píldora a diario que contiene 40mcg. y acompañarla con alimentos ricos en ácido fólico como los vegetales de hoja verde, el hígado, los cereales y los guisantes.

Vía:Embarazada.com

Escrito por MJA | 18 de febrero de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , ,

Estudios genéticos sin riesgo durante el embarazo

Los estudios genéticos permiten conocer la salud del bebé durante el embarazo y detectar problemas relacionados tanto con los cromosomas como aquéllos ligados a la inmunidad, el metabolismo y las malformaciones congénitas.

Hoy día son muy comunes estos estudios, en especial aquéllos sin riesgo. Dentro de este tipo de diagnósticos prenatales se encuentran las ecografías. Los médicos realizan varias durante el embarazo, entre ellas una durante la semana 1 y una en la semana 14 conocida como la Traslucencia Nucal que permite detectar el Síndrome de Down.

El scan fetal es una de las ecografías más importantes del embarazo pues permite detectar problemas en los órganos del bebé.

Las muestras de sangre materna son vitales para otros estudios. Uno de ellos es para detectar la presencia de una hormona placentaria. El resultado de este análisis junto a la Traslucencia nucal se procesa mediante un software para obtener el resultado conocido como NT PLUS 11-14, que permite detectar el Síndrome de Down.

Finalmente, está el Triple Test, otro estudio sin riesgo que también detecta sustancias alteradas (estriol, la Beta HCG y alfa-fetoprotína) en el caso de bebés con Síndrome de Down o malformaciones congénitas. El estudio se realiza mediante una muestra de sangre de la madre.

Vía: Babysitio

Escrito por MJA | 18 de febrero de 2011 | 1 comentario
Categorias: Embarazo Mes a Mes | Etiquetas: , , , ,

Fecundación, el primer gran paso de tu bebe

Antes de que realmente empiece a crecer, se le preparó el escenario. La semana anterior, un aumento en la cantidad de estrógeno y progesterona,  que cursan a través de su torrente sanguíneo,  le pidió a su útero formar un forro exuberante, rico en sangre, y de tejidos para apoyar un huevo fertilizado potencial. Al mismo tiempo, en los ovarios, los huevos fueron madurando en sacos llenos de líquido,  llamados folículos.

A principios de esta semana (a menudo alrededor del día 14 de un ciclo de 28 días), se produce la ovulación: Uno de los huevos entra en erupción desde el folículo piloso y se deja llevar de su ovario y de una trompa de Falopio. Durante las próximos 12 a 24 horas que él es huevo fertilizado, si uno de los espermatozoides,  250 millones (en promedio),  de tu pareja,  logra nadar hasta el final de la vagina a través de su cuello uterino, hasta en el útero,  hacia la trompa de Falopio y penetra en el huevo. Sólo alrededor de 400 espermatozoides sobreviven el arduo viaje de diez horas al huevo, y sólo uno tendrá éxito en la madriguera a través de su membrana externa. (Se tarda unos 20 minutos para que el afortunado ganador encuentre  su camino centímetros)

Durante los próximos diez a 30 horas, el núcleo del espermatozoide se une con el huevo,  y donde se combinan su material genético. Si el espermatozoide lleva un cromosoma Y, el bebé será un niño, si se trata de un cromosoma X, se le dar la bienvenida a una niña. Durante los tres-cuatro días al viaje de su trompa de Falopio hasta el útero, el óvulo fecundado (que ahora se llama un cigoto) se divide en 16 células idénticas.

Una vez que se entra el útero, el cigoto se llamará mórula. Un día o dos más tarde, comenzará la madriguera en el revestimiento del útero, continuando su sorprendente crecimiento y transformación. En ese momento, su bebé en desarrollo, es sólo una pequeña bola de células que oficialmente se refiere por los científicos como un blastocito: Tiene una masa celular interna que se convertirá en el embrión en sí, una cavidad llena de líquido que se convertirá en el saco amniótico, y un masa celular externa que se convertirá en la placenta, el órgano que ofrece soporte vital, oxígeno y nutrientes a su bebé, y se lleva sus productos de desecho.

Cada bebé se desarrolla un poco diferente, incluso en el útero.

Imagen: aldea educativa

Fuente: wikipedia

La importancia del scan fetal en la semana 20

La semana 20 marca un antes y un después en el embarazo pues es cuando se realiza la ecografía más importante: el scan fetal.

Si bien las ecografías son algo común antes de esa semana los cinco meses de vida intrauterina permiten visualizar el desarrollo de los órganos del bebé que para entonces ya estarán completamente formados. La ecografía detecta malformaciones, en especial aquéllas que están relacionadas con el cierre de los tejidos del sistema nervioso como pueden ser la espina bífida, la mielomeningocele, la hidrocefalia y la anencefalia.

Luego de esta ecografía al bebé sólo le resta aumentar su tamaño pero sus órganos ya están completamente formados.

Al igual que las anteriores, el proceso se repite y así es como el ecógrafo realizará una serie de mediciones aunque en este caso los padres pueden disfrutar más del bebé pues el estudio permite verlo mover sus manos e incluso se aprecia su rostro con mayor claridad.

Escrito por MJA | 16 de febrero de 2011 | 1 comentario
Categorias: Embarazo Semana a Semana | Etiquetas: , , ,

El mito del embarazo feliz

Hay que decirlo, es hora de hablar sin tabúes: el embarazo es un momento muy personal de la vida y no siempre se lo vive como en las películas. Hay mujeres que se enamoran de su bebé desde el mismo momento en que se enteran que están embarazadas pero a otras les toma algún tiempo hacerse a la idea de que habrá un nuevo integrante en la familia por mucho que hayan buscado al niño.

Lo cierto es que la mente puede jugarnos algunas malas pasadas y el proceso de asimilación del cambio de vida puede tomar algunas semanas o meses. En ese sentido, la naturaleza es sabia pues tenemos nueve meses para hacernos a la idea y así recibir a nuestro pequeñín luego de un proceso emocional con final feliz.

Lejos de la postal de las revistas, es muy común tener un embarazo con vaivenes, de la felicidad al miedo o la incertidumbre. El problema no es lo que nos sucede sino el no hablar de ello, algo que, lamentablemente es muy común en nuestra sociedad. Si las mujeres contásemos lo que realmente nos sucede durante el embarazo y luego en el primer año de vida del bebé, todo sería más sencillo, lejos de las culpas y los cuestionamientos.

Hay que tener en cuenta que un bebé es el proyecto más maravilloso para una pareja pero también marca un cambio de vida profundo, nuevas prioridades y, por sobre todo, la decisión de hacer a un lado nuestros egoísmos y nuestra independencia para realizar una entrega total y absoluta, incluso desconocida hasta el momento.

Sería demasiado sencillo que este proceso de adaptación no nos costará nada. El embarazo entonces funciona como ese tiempo perfecto para asimilar los nuevos recorridos que pronto tendrá nuestra vida, esa que se acerca y que muy pronto comenzaremos a vivir.

Escrito por MJA | 16 de febrero de 2011 | 1 comentario
Categorias: General | Etiquetas: , , ,