Preservar el cordón umbilical

En un porcentaje del 90% de los cordones umbilicales, al nacer un bebé, se desechan. Hay que apuntar también que en la mayoría de los hospitales no se admiten donaciones para las muestras de sangre, pues la intención se ha de comunicar antes del parto para preparar los medios necesarios. Otro dato, es que la mayoría de los padres, no saben qué aprovechamiento pueden llegar a tener las células madre que este contiene. Con ellas, se pueden llegar a curar enfermedades como la anemia de Fanconi, diversos tipos de leucemia, inmunodeficiencias, etc.

Muchos padres, creen que esto puede perjudicar para el bebé o la madre, pero después de un parto, se pueden tomar tres decisiones:

-preservarlo para su almacenamiento (esto lleva costos, pues se recolecta en bancos privados)

-donarlo (las donaciones cubren todos los gastos, pues van a los bancos públicos)

-desecharlo

En realidad no se piensa en las ventajas que esto puede ofrecer, pues hay quien sí que se hace cargo de esta realidad y conserva la sangre del cordón umbilical (de forma privada), pues las enfermedades futuras no se pueden prevenir y pueden llegar en un futuro. Esto nunca se piensa, pero se ha de contar con esta posibilidad. Cuando un niño nace sano, nadie es consciente de que enferme en un corto o largo período de tiempo.

Lo que discuten todavía los especialistas, es que si el niño lleva en su genética, cierto tipo de enfermedad, la sangre de su cordón umbilical también la tenga.

Escrito por Belen | 29 de noviembre de 2011 | 1 comentario
Categorias: Documentales y General | Etiquetas: , , ,

Comentarios

  1. Sofía - 1 de diciembre de 2011 | 9:48

    Lo que está claro es que lo mejor es conservar la sangre de un modo u otro, de esta forma se podrá ayudar en enfermedades como la leucemia. ¿Para qué deshechar algo que puede salvar vidas? Además, es de vital importancia para que los especialistas sigan con las investigaciones sobre el tema.

Deja una respuesta