Proteger los pezones durante la lactancia

Los bebés no siempre saben como succionar de la forma correcta y es por eso que la lactancia se desarrolla a medida que crece el vínculo madre-hijo. Es común que al comienzo ocurran algunos tropiezos y que los pezones se agrieten o lastimen pero lo más probable es que al cabo de algunas semanas el bebé ya no lastima al succionar y comienza la mejor parte.

Aún así, es importante proteger los pezones poniendo en práctica consejos y rutinas:

1. Respire profundamente, escuche música suave o utilice otra técnica de relajación antes y mientras amamanta.

2. Limite el tiempo de amamantamiento en el pezón dolorido.

3. Amamante con el lado menos dolorido primero.

4. Exprima un poco de leche primero para estimular su flujo.

5. Masajee sus senos mientras amamanta. Esto ayuda a estimular que la leche fluya.

6. Use sostenes forrados, o acolchonados no plásticos. Cambie los rellenos frecuentemente para mantener el pezón seco.

7. Si sus pezones están secos o agrietados, use un poco de lanolina pura en ellos.

8. Si sus senos están congestionados, intente exprimir un poco de leche primero. Use soportes para senos con múltiples hoyos entre amamantadas para que el aire circule y se evite el roce del sostén.

Vía: Planeta mamá

Escrito por MJA | 16 de agosto de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Lactancia | Etiquetas: , , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta