Complicaciones del embarazo

Si bien la mayor parte de los embarazos llegan a término sin inconvenientes, hay algunas complicaciones que pueden alterar un embarazo.

Entre las complicaciones más comunes del embarazo está el aborto espontáneo, un fenómeno natural que se produce en un porcentaje de entre 15 y 20%. La mayor parte de las pérdidas naturales son aleatorias y causadas por anomalías cromosómicas en el óvulo fertilizado. En el 80 % de los casos ocurren antes de la semana 12.

Otro problema común es el parto prematuro, que se produce cuando antes de la semana 37 aparecen las contracciones y el cuello uterino comienza a abrirse.

También es común tener poco líquido amniótico, un fenómeno conocido como oligohidramnios. La preeclampsia se suma al listado, una afección que hace que los vasos sanguíneos se contraigan, generando hipertensión y una disminución del riego sanguíneo.

Otros problemas son la diabetes gestacional, es decir la aparición de diabetes durante el embarazo; la placenta previa, algo que ocurre cuando la placenta se implanta en una posición demasiado baja en el útero; y el embarazo ectópico, que sucede cuando el óvulo se implanta fuera del útero.

Vía: Babycenter

Síntomas y tratamientos de abortos espontáneos

Antes hemos explicado cuáles son los peores efectos a nivel anímico para la mujer. Pero también tenemos que valorar cuáles son los físicos tras haberlo sufrido, y sobre todo los síntomas para poder detectarlos.

Síntomas

  • sangrado vaginal
  • dolor abdominal
  • espasmos
  • fiebre
  • debilidad
  • vómitos
  • dolor de espalda
  • mareos

Todos estos signos podrían darse durante la gestación normal y no haberse producido ningún problema ni riesgo de aborto, de hecho es de lo más habitual. Pero si vemos algo fuera de lo normal como un sangrado relativamente abundante, lo mejor es acudir al médico de inmediato.

El tratamiento a seguir en caso de un aborto espontáneo no requiere de ningún paso especial ya que normalmente con el sangrado se elimina todo resto de feto que pudiera haber existido, pero en algunos casos es también necesario realizar un legrado por si quedaran restos del tejido del embarazo en el útero.

Podemos dar algunos consejos para evitar un aborto espontáneo pero en ocasiones será imposible de evitar ya que es la madre naturaleza la que manda.

De todas maneras es importante seguir las siguientes recomendaciones.

  • Eliminar el consumo de alcohol y tabaco y reducir el de café
  • Seguir una dieta equilibrada, y complementarla con ácido fólico
  • No tomar  ningún medicamento aunque sea aparentemente inofensivo sin consultar previamente con el médico
  • En caso de sangrado, hay que guardar reposo y seguir las advertencias del médico.

Desgraciadamente no está en nuestra mano evitarlo al cien por cien, pero hemos de ser conscientes de que con una vida en nuestro interior, los cuidados que llevemos a cabo serán siempre insuficientes.

Escrito por Belen | 24 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Aborto | Etiquetas: ,