Problemas en el cordón umbilical

El feto no podría sobrevivir sin el cordón umbilical pues éste es el punto de unión con la madre, es lo que le permite alimentarse y recibir sangre oxigenada. Se encuentra en el punto exacto de lo que luego será el ombligo del bebé y la placenta y varía en extensión pudiendo medir hasta un metro.

En algunos casos, puede haber algunos inconvenientes en el cordón umbilical siendo el más común las vueltas de cordón, es decir que el cordón se encuentre enredado en alguna parte del cuerpo del bebé. Por lo general, esto no produce ningún trastorno pues aún así el bebé puede recibir los nutrientes y el oxígeno necesario sin embargo en algunos casos el cordón puede comprimirse demasiado, algo que ocurre durante el parto y en estos casos lo mejor es acelerar el parto aunque los controles permiten detectar a tiempo este problema para así solucionarlo.

Problemas más graves se producen en el caso de que se formen nudos muy fuertes en el cordón, algo no demasiado frecuente pero con consecuencias que pueden ser graves pues entonces puede interrumpirse el flujo de sangre.

Otro problema importante son las malformaciones del cordón umbilical que pueden provocar problemas renales en el bebé, bajo peso y trastornos circulatorios.

Cuando cortar el cordón umbilical

El cordón umbilical es el medio a través del cual el bebé recibe oxígeno y se alimenta. Una vez producido el parto, por lo general se procede a cortarlo pues fuera del vientre materno el bebé comienza a respirar y a nutrirse a través de la leche materna.

Sin embargo, hay quienes creen que el cordón umbilical no debe ser cortado inmediatamente después del parto. Para algunos, este corte abrupto puede producir una asfixia, algo que no sucede si en cambio se aguarda a que el proceso se realice de forma natural.

Esto sucede cuando se produce el bloqueo natural del cordón, una instancia que se produce cuando los pulmones del bebé se llenan de aire al nacer y los vasos sanguíneos del cordón se cierran por sí mismos y dejan de latir. En ese momento, el cordón puede ser cortado sin inconvenientes pues ya está bloqueado por obra y magia de la biología.

Por esta razón, algunos médicos recomiendan esperar entre uno y cinco minutos después del parto para cortar el cordón umbilical.

Vía: Crianza natural

Escrito por MJA | 25 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Tipos de parto | Etiquetas: ,

Las células madre del cordón umbilical

Actualmente, hay una decisión entre los futuros padres de conservar la sangre del cordón umbilical, en el cual, se encuentran las células madres que podrán en un futuro preservar al bebé de enfermedades futuras. Habitualmente, estas células se desechaban después del parto, pero hoy en día, es posible preservarlas.

Este avance tecnológico, permite que se puedan usar estas células en el bebé, ya que son similares a las que se encuentran en la médula ósea, siendo compatibles genéticamente, de forma exacta con el bebé, pues fueron producidas en la gestación por él mismo. Estas células, pueden incluso combatir enfermedades de otros miembros de la familia que fueran compatibles con él, toda una seguridad y tranquilidad futura.

Estas células, tienen una importancia vital, pues se pueden dividir de forma indefinida, por lo tanto pueden generar otros componentes de la sangre principales como los glóbulos blancos, los cuales, previenen infecciones y funcionan de forma inmunitaria si les ataca alguna enfermedad. Los glóbulos rojos, son los conductores del oxígeno hacia los tejidos del organismo y las plaquetas, interviniendo en la coagulación de la sangre, evitando hemorragias, incluso regenerar la médula ósea y el sistema inmunológico si se ve afectado por alguna enfermedad.

Está en la mano de los futuros padres, el decidir conservar estas células madres del cordón umbilical, consiguiendo una tranquilidad para su hijo, el cual, tendrá un seguro de vida si ocurriera algún problema futuro. Una avance la ciencia increíble que se pone al alcance de nuestras manos.

Escrito por Belen | 18 de abril de 2012 | 1 comentario
Categorias: Documentales y General | Etiquetas: ,

Preservar el cordón umbilical

En un porcentaje del 90% de los cordones umbilicales, al nacer un bebé, se desechan. Hay que apuntar también que en la mayoría de los hospitales no se admiten donaciones para las muestras de sangre, pues la intención se ha de comunicar antes del parto para preparar los medios necesarios. Otro dato, es que la mayoría de los padres, no saben qué aprovechamiento pueden llegar a tener las células madre que este contiene. Con ellas, se pueden llegar a curar enfermedades como la anemia de Fanconi, diversos tipos de leucemia, inmunodeficiencias, etc.

Muchos padres, creen que esto puede perjudicar para el bebé o la madre, pero después de un parto, se pueden tomar tres decisiones:

-preservarlo para su almacenamiento (esto lleva costos, pues se recolecta en bancos privados)

-donarlo (las donaciones cubren todos los gastos, pues van a los bancos públicos)

-desecharlo

En realidad no se piensa en las ventajas que esto puede ofrecer, pues hay quien sí que se hace cargo de esta realidad y conserva la sangre del cordón umbilical (de forma privada), pues las enfermedades futuras no se pueden prevenir y pueden llegar en un futuro. Esto nunca se piensa, pero se ha de contar con esta posibilidad. Cuando un niño nace sano, nadie es consciente de que enferme en un corto o largo período de tiempo.

Lo que discuten todavía los especialistas, es que si el niño lleva en su genética, cierto tipo de enfermedad, la sangre de su cordón umbilical también la tenga.

Escrito por Belen | 29 de noviembre de 2011 | 1 comentario
Categorias: Documentales y General | Etiquetas: , , ,

El cordón umbilical y las células madres

Hemos escuchado mucho sobre la importancia de las guardar el cordón umbilical del recién nacido para así tener un banco de células madres sin embargo poco sabemos acerca de sus posibles usos.

Las células madre son una gran carta a nuestro favor si se trata de librar una batalla con una cantidad de enfermedades. Estas células son muy particulares pues tienen la capacidad de generar una célula idéntica pero indiferenciada por lo que pueden funcionar en cualquier parte del cuerpo. Así es como estas células son vitales a la hora de regenerar órganos y tejidos.

Las células madre forman gran parte del sistema inmunológico y originan gran parte de los componentes sanguíneos (glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas).

Las células madre se encuentran en la médula ósea y son las encargadas de formar la sangres. Sin embargo, estas células también se encuentran en la sangre del cordón umbilical y es por eso que se recomienda preservarlo para posibles usos futuros.

Vía: El embarazo

Escrito por MJA | 28 de febrero de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , , ,