Hierbas medicinales para el sueño durante el embarazo

Podríamos pensar que el cuerpo es sabio y ya desde el embarazo se prepara para la inminente falta de sueño que llegará una vez que el bebé nazca. Y por eso es que muchas mujeres sufren de insomnio durante el embarazo o bien tienen calambres y no pueden dormir o no encuentran una posición cómoda y por eso consiguen ese sueño liviano y poco reparador.

¿Es recomendable tomar hierbas medicinales para conciliar el sueño en el embarazo? Los especialistas consideran que muchas hierbas no suponen un peligro para la salud de la mamá o el bebé aunque hay que tener cuidado con la hierba que se consume pues hay algunas que son tóxicas.

Hay muchos remedios en pastilla hechos con hierbas que han sido diseñados para conciliar el sueño pero lo cierto es que no hay estudios sobre los mismos para averiguar si suponen riesgos durante el embarazo y la lactancia.

Los que sí son considerados seguros son aquéllos a base de ginseng, miel de abeja, nuez moscada y avena. No es el caso de otros que no son aptos durante el embarazo como: eléboro americano o falso eléboro verde (veretrum viride), kava kava, marihuana, melatonina, artemisa pegajosa (también llamada ajea o pajea), pasionaria (granadilla), Petasitos, Rauwolfia, ginseng siberiano, cizaña (joyo, cominillo o lolium temulentum), tulipero y valeriana.

Escrito por MJA | 13 de octubre de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Salud de la embarazada y Sintomas de embarazo | Etiquetas: , , , ,

El lado izquierdo, la mejor posición para dormir en el embarazo

Dormir. Una tarea titánica en el último trimestre del embarazo. Al peso de la panza se le suman otros trastornos como la acidez, el insomnio o la hinchazón.

Algunas posiciones para dormir son más favorables mientras que otras no sólo resultan molestas sino además riesgosas para la madre. Las posiciones boca arriba o boca abajo son casi imposibles durante el último trimestre debido al tamaño de la panza. Se recomienda adoptar la posición hacia uno de los lados, preferentemente el izquierdo.

Esto es porque el hígado se encuentra en el lado derecho del abdomen y entonces se evitará que el útero se apoye en este órgano. Por otra parte, los grandes vasos están al lado derecho de la columna y si se duerme del lado izquierdo se logra menos compresión y se evitan los edemas.

Esto no es todo, dormir sobre la izquierda favorece la llegada de sangre a la placenta, aportando mayores cantidades de oxígeno y nutrientes para el bebé además de que ayuda a reducir la hinchazón en los pies de la madre.

Por todas estas razones se recomienda esta posición para dormir. Puedes ayudarte usando una almohada entre las rodillas o bien a los lados para así contener el cuerpo.

Escrito por MJA | 20 de septiembre de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Molestias | Etiquetas: ,

Posturas que podemos adoptar las madres para recostar a nuestro recién nacido

Se ha reconocido que la única postura que permite prevenir de forma eficaz la muerte súbita de nuestro recién nacido es durmiendo boca arriba, antiguamente nuestras abuelas con nuestras madres, y nuestras madres con nosotras las hijas han tenido la costumbre de acostar a sus bebés boca abajo.

Si eres madre primeriza seguramente te estarás preguntando como acostar correctamente a tu bebé, y estarás abierta a recibir consejos, pues te diremos cuales son los mejores para que los tengas en cuenta.

Acostúmbrate a seguir unos buenos hábitos, para que tu recién nacido pueda dormir con total serenidad, eligiendo la cuna más apropiada para él y adoptando la mejor postura.

Evita la posición boca abajo, ¡adopta la posición boca arriba!, ya que la postura boca abajo aconsejada durante mucho tiempo para reducir los riesgos en casos de regurgitación, en la actualidad está desaconsejada, los bebés recién nacidos todavía no tienen la fuerza para darse la vuelta ni de cambiar de postura en caso de un problema.

La posición adecuada reconocida por los pediatras es la posición boca arriba, esta posición facilita la respiración del recién nacido, los riesgos de muerte súbita suelen ocurrir durante los tres primeros meces de vida, con la posición adecuada evitamos este riesgo de forma considerable.

Como el bebé durante los primeros meces no puede moverse, apenas lo hace, entonces acuéstalo boca arriba, los bebés a partir de los 6 meces suelen moverse con más facilidad hacia un lado… no te preocupes, ahora tiene la fuerza de ubicarse en la postura que más cómodo se sienta, sabrá darse la vuelta si le es necesario.

Escrito por Belen | 25 de agosto de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General | Etiquetas: , , ,

Aprendiendo a dormir a mi bebé

Muchas parejas mientras esperan la llegada de su bebé, se llenan de todo tipo de información; como consejos de sus madres, amigas que han pasado por esta experiencia… pues es evidente que un bebé que no duerme bien se encuentra irascible y transmite esa ansiedad a sus progenitores entrando en un círculo de la que muchas veces es muy difícil salir.

Las diferentes opiniones pueden confundir a los futuros padres, o aquellos que acaban de serlo y no saben que hacer con su bebé que llora y se despierta constantemente durante la noche.

Debemos aclarar padres o futuros padres que no todos los bebés se comportan de la misma manera a la hora de dormir, por lo que no es bueno decantarse por ningún método aconsejado, antes veremos como se comporta nuestro bebé al nacer.

Durante los primeros cuatro meces se ha de asumir  que el bebé se despertará en constantes ocasiones, se ha de aceptar que durante esta primera etapa de vida no va a dormir toda la noche seguida de un solo tirón.

Cuando un bebé va creciendo y empieza a distinguir el día y la noche es cuando se ha de empezar una rutina de sueño, unos bebés se duermen nada más ponerlos en su cuna, otros necesitan el pecho de su madre, otros sólo quieren dormir a lado de sus padres, querer alterar estos hábitos cuando son muy pequeños puede provocar situaciones poco menos que incómodas y tristes para toda la familia.

Hay que tener presente que tarde o temprano un niño terminará durmiendo en su cama por sí solo o con una pequeña ayuda de los padres, con paciencia todos maduran y aprenden la rutina del buen dormir.

Escrito por Belen | 28 de julio de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General | Etiquetas: , ,