Drenaje linfático para la retención de líquidos

La retención de líquidos es uno de los síntomas de embarazo más frecuentes. Para lidiar con este problema durante las nueve lunas puedes realizar el drenaje linfático, un tratamiento que actúa en forma directa sobre el sistema linfático para así favorecer el retorno venoso y la reabsorción de líquidos retenidos a nivel del tejido conectivo. Por otra parte, el drenaje linfático ayuda a eliminar toxinas del metabolismo celular.

Se recomienda que sea realizado por una masajista especializada, que se ocupa de presionar con suavidad sobre distintos puntos de la piel para así estimular la circulación del líquido excedente a través del organismo del líquido excedente.

El drenaje permite descargar los líquidos intersticios y además se ocupa de la estética, previniendo la formación de arañitas y várices. Además, modela el cuerpo, previene la pesadez de las piernas y elimina los edemas de los miembros inferiores.

Por si fuera poco, tiene efectos analgésicos y ayuda a la relajación corporal. Sin dudas, es un gran aliado para remover líquidos durante el embarazo y es por eso que debes tenerlo en cuenta si estás atravesando esta experiencia que la vida regala a las mujeres,

Vía: Mi bebé

Escrito por MJA | 5 de agosto de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Sintomas de embarazo | Etiquetas: , ,