Deportes para embarazadas

Cualquier embarazada, necesita un poco de ejercicio, esto es muy beneficioso para mantenerse en forma durante el período de gestación, aumentando así las defensas, previniendo enfermedades, aporta relax… pero… ¿qué deportes puede practicar una embarazada? Los más recomendados por los especialistas son:

-natación, la cual, se puede practicar hasta el último día de embarazo. Esta aumenta la resistencia, favorece el sistema respiratorio, beneficia al corazón…

-caminar es ponerse en movimiento sin fatiga. Igualmente se puede realizar hasta el último día

-el Pilates, es una buena forma de fortalecer los músculos y aumentar el riego sanguíneo en el abdomen

-la pelota  suiza, es muy suave. Estos movimientos benefician la postura, el corazón, abdomen, pelvis… disminuye de forma increíble el dolor de espalda

-el yoga, es aconsejable a partir del segundo trimestre. Este ayuda a controlar la respiración y saber controlarla en el momento de dar a luz. Es una forma de sentirte relajada

-la bicicleta, es beneficiosa durante los primeros meses, ya que después, cuando la barriga ha aumentado, el equilibrio se pierde fácilmente y puedes caer. Si te gusta y quieres seguir practicando, hazlo en una estática

Estos son los deportes más aconsejados, pero los menos ¿cuáles son? Pues apunta:

-deportes de contacto como el baloncesto, voleibol, artes marciales…

-deportes en que te puedes caer como el esquí, equitación, surf…

-aquellos que supongan esfuerzo, por ejemplo,  pesas, abdominales, sentadillas…

-de aventura como la escalada, paracaidismo, buceo…

-aquellos que se debe hacer peso extra como el footing, trotar… estos perjudican las articulaciones

Hacer ejercicio en el embarazo

Durante el embarazo se aconseja hacer ejercicio moderado. Caminar, gimnasia para embarazadas, nadar, etc. En los centros de preparación maternal le enseñarán los ejercicios más adecuados, además de las nociones básicas de puericultura.

Debe evitar los deportes violentos, los que agoten excesivamente, y los que la sometan a un riesgo físico innecesario. No se aconsejan los ejercicios abdominales ni los aeróbicos. Durante el embarazo hay más laxitud muscular, y por tanto hay que vigilar con los deportes que conlleven movimientos bruscos, porque es más fácil lesionarse.