Hemorroides en el embarazo

El estreñimiento sumado a los cambios hormonales, la presión del útero sobre el aparato digestivo y la sobrecarga circulatoria pueden ingurgitar las venas que rodean al ano causando dolor y, en algunos casos, sangrado.

Las hemorroides son un trastorno típico del embarazo y no hay porque alarmarse. Incluso pueden empeorar con el parto debido al esfuerzo que se realiza en la zona durante los pujos. Sin embargo, en la mayor parte de los casos se curan en forma natural luego del parto y con el correr del tiempo.

Para evitar la aparición de hemorroides en el embarazo se recomienda seguir una dieta rica en fibra y tomar al menos 1 litro y medio de agua al día para evitar el estreñimiento. También es bueno caminar una hora al día y evitar permanecer mucho tiempo de pie.

En caso de sufrir hemorroides, puedes realizar baños de agua tibia en la zona genital dos veces al día y evitar el uso de papel higiénico reemplazándolo por toallitas húmedas.

Si el cuadro es más intenso, el médico puede recomendar cremas específicas e incluso recetas analgésicos.

Escrito por MJA | 20 de febrero de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Enfermedades | Etiquetas: , ,

Embarazo y hemorroides

Las hemorroides, son un síntoma muy molesto, el cual, se sufre cuando una persona tiene estreñimiento, pues el esfuerzo, es la causa habitual de ello. Otros factores a la aparición de las hemorroides, pueden ser el estar muchas horas sentado o de pie, además del sobrepeso. Esto sucede porque las pequeñas venas que tenemos en la zona del reto y el ano, se hinchan y salen por el orificio, es entonces, cuando causan dolor, escocedura, quemazón, sangramiento…

En el embarazo, suele suceder porque es un período en el que el peso aumenta, se sufre estreñimiento… casi siempre aparecen a partir del tercer mes de gestación. Durante esta etapa de la mujer, el útero crece y aumenta su presión en las venas, las hormonas sufren cambios y las venas se ablandan, dando lugar a la fácil hinchazón, los cambios que sufre el organismo, también dan lugar al estreñimiento, el sobrepeso ejerce mayor presión en la zona del reto, produciendo este síntoma.

Todo se agrava, si anteriormente al embarazo, la mujer ha sufrido hemorroides, pues las probabilidades de que aparezcan, son muy altas en este sentido. Si no aparecen durante el período de gestación, lo harán en el momento del parto, en donde, se ejerce un mayor esfuerzo.

El tratamiento para estos casos, depende de la gravedad, pues en casos extremos, se recurre a la cirugía, pero si no hiciera falta, por ser más leve el problema, con un poco de cuidados en la alimentación y actividad física. El consumo de fibra ayuda a ello, pues esta retiene el agua y fermenta, suavizando así las heces y aumentando el tránsito intestinal.

Escrito por Belen | 9 de noviembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Enfermedades y Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,