Adiós a la comida chatarra

Hamburguesas, patatas fritas, aros de cebolla, nuggets de pollo. Si estás embarazada, sería bueno que le digas adiós a estos alimentos poco saludables. La comida chatarra no es aconsejable durante el embarazo y no es porque pueda provocar alguna reacción adversa sino y simplemente porque son pobres en nutrientes y no aportan lo necesario para transitar un embarazo saludable.

A diferencia de los platos elaborados con vegetales, carnes y frutas, la comida chatarra no tienen suficientes vitaminas y minerales aunque un alto índice de calorías en grasas saturadas, es decir calorías que sólo sirven para aumentar de peso.

La dieta en el embarazo no debe relacionarse con el aumento de peso en sí sino con un aumento vinculado al aporte de los nutrientes necesarios que necesitan tanto la madre como el feto.

Si bien la comida chatarra es rica en grasas, no es saludable pues las grasas son saturadas y además tienen altos niveles de conservantes, incluso en el caso de las verduras y frutas que venden en los locales de comida rápida.

Escrito por MJA | 17 de febrero de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Embarazo Mes a Mes | Etiquetas: , , ,

Nutrición en el embarazo

Una mujer embarazada, necesita de una nutrición especial, pues su cuerpo comienza un estado de la vida, en que los cambios que supone, necesita nutrientes extras. Una dieta equilibrada en necesidad de su estado, es lo ideal  para que su organismo funcione como es debido, dando un desarrollo y crecimiento al bebé y a sus órganos adecuados. Útero, placenta, glándulas mamarias, energía extra… han de estar garantizados con la alimentación necesaria, a lo que se le añade el post parto en su recuperación y el dar de amamantar.

El médico, es el que ha de guiar a la gestante en una dieta sana y apropiada a su estado, la cual, podrá ir variando a lo largo del embarazo, pues igualmente varían las necesidades, según el peso, el estado de gestación, los kilos que se van subiendo, la actividad física, edad, altura, cambios, metabolismo… entre toda esta alimentación se han de aportar:

-proteínas. Son muy importantes para que el bebé crezca, el líquido amniótico se forme bien, además de los tejidos, la placenta… la cantidad aproximada de proteínas en una mujer embarazada, ronda los 70 g

-hidratos de carbono. Son la fuente principal de energía para que el bebé se desarrolle, además de ser una gran reserva que será utilizada en el momento en que la madre lo necesite en su organismo

-vitaminas. Son esenciales para todo ser humano, sobre todo, en este caso en el que un bebé forma sus enzimas. Si las vitaminas son escasas, la anemia en la futura madre, se puede hacer presente, las membranas se pueden romper, la placenta tener problemas, hemorragias… las más importantes son el ácido fólico y  las del complejo B

-minerales. Entre ellos, el hierro, magnesio, zinc, flúor, calcio, fósforo, yodo…

Escrito por Belen | 6 de abril de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,