Complicaciones del embarazo

Si bien la mayor parte de los embarazos llegan a término sin inconvenientes, hay algunas complicaciones que pueden alterar un embarazo.

Entre las complicaciones más comunes del embarazo está el aborto espontáneo, un fenómeno natural que se produce en un porcentaje de entre 15 y 20%. La mayor parte de las pérdidas naturales son aleatorias y causadas por anomalías cromosómicas en el óvulo fertilizado. En el 80 % de los casos ocurren antes de la semana 12.

Otro problema común es el parto prematuro, que se produce cuando antes de la semana 37 aparecen las contracciones y el cuello uterino comienza a abrirse.

También es común tener poco líquido amniótico, un fenómeno conocido como oligohidramnios. La preeclampsia se suma al listado, una afección que hace que los vasos sanguíneos se contraigan, generando hipertensión y una disminución del riego sanguíneo.

Otros problemas son la diabetes gestacional, es decir la aparición de diabetes durante el embarazo; la placenta previa, algo que ocurre cuando la placenta se implanta en una posición demasiado baja en el útero; y el embarazo ectópico, que sucede cuando el óvulo se implanta fuera del útero.

Vía: Babycenter

El parto prematuro

Los partos prematuros, son aquellos que dan lugar antes de la 37 semana de embarazo. Este síntoma es motivo de preocupación, aunque la mayoría de los casos resulta exitosa. Cuando esto se da lugar, es porque hay diferentes factores o causas que pueden cambiar un embarazo normal a uno de riesgo.

Hay que controlar estos factores para no dar lugar a ello, eliminar probabilidades de que esto ocurra, para ellos se ha de tener cuidado, pues sucede en mayoría en aquellas mujeres que  sufren abortos o embarazos múltiples. Analicemos las causas:

-si eres fumadora, esto supone un riesgo, por lo tanto, hemos de olvidar el tabaco en el período de gestación, y si se puede para siempre

-el alcohol, es otra de las causas. Evita también este tipo de bebidas

-las drogas, son otro riesgo, pues son sustancias muy tóxicas, enemigas de la gestación

-una buena nutrición y una dieta equilibrada, son las claves de la alimentación en el embarazo, pues se adquieren así los nutrientes necesarios y no se sube de peso, algo perjudicial para la madre y el bebé. Suplementos de vitaminas son aconsejables de tomar, pero siempre bajo supervisión médica. Esto da seguridad en el desarrollo y crecimiento correcto del bebé, consiguiendo así un peso adecuado en cada etapa de la gestación

-las infecciones, dan lugar al parto prematuro, por ello, se ha de tener mucho cuidado. Factores como la higiene bucal, beber bastante agua, orinar frecuentemente, evitar el contacto con enfermos, el uso de preservativos en las relaciones sexuales… son detalles que evitan las infecciones

Escrito por Belen | 26 de abril de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Tipos de parto | Etiquetas: , ,

Los nacimientos prematuros y los gemelares

A veces, por problemas en el embarazo, el recién nacido nace antes de completar la formación de su cuerpo a los siete u ocho meses. Estos bebés no están capacitados para vivir fuera del útero materno. Para ello se ponen en incubadoras, unas cámaras especiales que actúan como si fueran el vientre de la madre y donde se acaban de formar.

Los gemelos

En general, en cada embarazo se desarrolla un solo ser. A veces, sin embargo, se producen embarazos de dos o más seres. Son los gemelos. No todos los gemelos, sin embargo, son iguales. Veámoslo:

Los gemelos idénticos o univitelinos se forman cuando el embrión se divide en dos embriones antes de implantarse en el útero. Los dos embriones originan dos bebés idénticos y del mismo sexo.

Excepcionalmente, el embrión original se puede dividir en tres embriones. Los gemelos fraternos o bivitelinos se forman cuando se liberan dos óvulos y cada uno de ellos es fecundado por un espermatozoide. Los bebés que se forman, que pueden ser del mismo sexo o de sexo diferente, se parecen al igual que parecen dos hermanos de embarazos distintos.

El embarazo es el periodo de tiempo en que el nuevo ser se desarrolla en el útero materno. En las personas suele durar nueve meses.

Los bebés prematuros

Los bebés prematuros, son aquellos que nacen antes de la 37 semana de gestación. Sus causas pueden ser muchas. No todas se conocen, por ello, la madre, ha de tener muchos cuidados en el embarazo para prevenir algunas de ellas, las cuales, se pueden evitar perfectamente.

Si un bebé, nace prematuro, sus cuidados, han de ser muy especiales. Lo primero de todo, en el hospital, ha de estar en observación en la incubadora. Esta situación, es muy dolorosa para la madre, pues no existe contacto físico con él, pero simplemente la presencia de ella, le es suficiente al bebé para salir adelante.

Los tres aspectos más importantes para los cuidados del bebé de estas características son:

-calor. El bebé no tiene grasa corporal suficiente para mantener una buena temperatura corporal, por ello, la incubadora, se encarga de ello, para combatir las defensas que pudieran atacarle

-nutrición. Hemos de tener en cuenta que el bebé no alcanza el peso necesario. Suelen pesar en ½ o 2 kg, por ello, el alimento, debe ser especial y estar en constante observación, ya que su aumento de peso, se produce rápidamente. El principal alimento, es la leche materna, aunque se administra a través de sonda, ya que él solito no es capaz de succionar

-crecimiento. Ha de estar en constante observación en su desarrollo para evitar deficiencias en el crecimiento.

Cuando el bebé llega a casa, los cuidados, han de seguir siendo especiales, pues sus órganos, todavía no se han desarrollado correctamente  y es más vulnerable a enfermedades.

Escrito por Belen | 7 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General | Etiquetas: , ,

Medicina para evitar el parto prematuro

El parto prematuro es uno de los riesgos del embarazo. Hay muchas razones por las cuales una mujer puede dar a luz antes de tiempo aunque hoy no ahondaremos en ellas sino en el tratamiento que reciben estas embarazadas.

Por lo general, el tratamiento realizado en estos casos se basa en el reposo combinado con medicamentos Beta-agonista, es decir medicina que inhiben las contracciones uterinas al actuar sobre el músculo uterino. Estos medicamentos postergan el embarazo unas 48 horas promedio pero tienen algunos efectos adversos en la madre como la hipotensión arterial y la taquicardia.

Si bien uno pensaría que no hay grandes diferencias entre alumbrar dos días antes o dos días después, este paréntesis permite realizar un tratamiento con corticoides que ayuda a que el pulmón fetal madure o bien brinde el tiempo necesario para que las embarazadas se trasladen a un centro de alta complejidad en los casos de bebés prematuros de muy bajo peso.

Algunos países utilizan una nueva droga llamada Atosigan que logra la reducción de las contracciones uterinas pero sin efectos adversos en la madre o en bebé. Esta medicina actúa sobre la ocitocina, la hormona que provoca las contracciones. Se aplica en forma intravenosa en embarazos de entre 24 y 33 semanas.

Vía: Babysitio

Escrito por MJA | 9 de agosto de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Salud de la embarazada | Etiquetas: , , , ,