Comer pescado y marisco en el embarazo

Llega el verano y es una época ideal para comer pescados y mariscos durante las vacaciones, en esos pintorescos muelles y junto al mar. ¿Es seguro comerlos durante el embarazo?

La ingesta de pescado es muy recomendada pues se trata de un alimento bajo en grasas que tiene grandes beneficios para la salud por lo que se recomienda unas dos porciones a la semana sin embargo algunos pescados pueden afectar la salud del bebé. Es el caso de la caballa, el pez espada y el tiburón debido a sus altos niveles de mercurio.

Muchos pescados y mariscos contienen mercurio en pequeñas cantidades por lo que no presentan ningún problema para el bebé pero aquéllos que contienen grandes niveles pueden afectar su salud dañando el sistema nervioso del niño.

Evitalos y opta por pescados recomendados durante el embarazo como el salmón, el atún en lata, el abadejo o los camarones.

Recuerda que el pescado debe ser fresco por lo que te recomendamos comerlos en lugares seguros y limpios.

Escrito por MJA | 6 de junio de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

El embarazo, el omega-3 se centra en el salmón

El embarazo, el omega 3. El poder de las mujeres durante el embarazo deben ser cuidadosamente vigilados para asegurar que tanto la madre embarazada al bebé la nutrición adecuada. A fin de garantizar las necesidades de ácidos grasos omega 3 durante los primeros nueve meses de gestación, los médicos se les aconseja comer pescado rico en omega 3, como el salmón, al menos dos veces por semana. Esto podría, sin embargo, disminuir la presencia de inmunoglobulina en la leche humana.

Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Reading, Reino Unido, y publicado en la revista “The Journal of Nutrition”, teniendo el salmón durante el embarazo por un lado, enriquecer la leche materna de los ácidos grasos omega esenciales 3, mientras que el otro, sería capaz de bajar el nivel de inmunoglobulinas presentes en la alimentación primaria de la gestación.

El grupo de investigadores, dirigido por el Dr. Heidi Urwin, ha tenido en cuenta dos muestras compuestas por mujeres embarazadas. El primer grupo se les instruyó para seguir una dieta muy rica en salmón, mientras que el segundo grupo se le asignó un menú estándar. La comparación muestra cómo la leche materna de las mujeres que consumían grandes cantidades de salmón presentan altos niveles de ácidos grasos omega 3, pero menos immonoglubina-A es necesario, para proteger al recién nacido contra la infección.

Según el Dr. Urwin, el consumo de sólo dos porciones de salmón a la semana para las mujeres embarazadas no deben suponer ningún riesgo y los médicos deben respetar estas pautas. Es también importante recordar que el pescado no es la única fuente de ácidos grasos omega 3. Es de hecho contenida en grandes cantidades en el ” aceite de linaza.

Por tanto, sería interesante ver si la toma de una fuente vegetal de ácidos grasos omega 3 pueden causar los mismos efectos secundarios identificados en el caso del salmón, o si, al optar por el aceite de linaza, los niveles de inmunoglobulina no cae por debajo el umbral recomendado.

Escrito por Belen | 9 de agosto de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , , , ,