Nutrición en el embarazo múltiple

Los embarazos múltiples no implican un mayor aumento de peso sino un equilibrio en la dieta. Es importante seguir una alimentación sana para así obtener los minerales y vitaminas necesarias para enfrentar el desarrollo de varios bebés al mismo tiempo.

Las calorías que hay que consumir en los embarazos múltiples dependen de la cantidad de bebés. En el caso de mellizos, hay que sumar 600 calorías al consumo habitual, lo que se traduce en unos 700 gramos de peso por semana. Estas calorías extras son ideales durante el segundo y tercer trimestre para así alcanzar el peso ideal para embarazos de mellizos.

Si en cambio se trata de un embarazo de más de dos bebés, hay que añadir unas 1000 calorías extra al consumo diario, aumentando así unos 900 gramos por semana durante los dos últimos trimestres.

Es común que las mujeres con embarazos múltiples sufran más presión en el vientre y por eso pierdan el apetito pero es importante que controlen sus dietas, optando por aquéllos alimentos de alto valor nutricional como las nueces, los licuados, la leche, el yogur, las carnes y los vegetales. En estos casos, pueden consumir raciones pequeñas pero frecuentes para así favorecer el desarrollo de los órganos, tejidos y músculos de los bebés.

Escrito por MJA | 22 de octubre de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Embarazo Mes a Mes | Etiquetas: , , ,

El peso en embarazos múltiples

No es necesario comer más durante un embarazo múltiple pues el sobrepeso es uno de los grandes riesgos de un embarazo. En todo caso, se trata de investigar para así alimentarse en forma nutritiva y así tener los minerales y vitaminas necesarios tanto la madre como para los bebés en formación.

Las mujeres embarazadas de mellizos sólo deben sumarle 660 calorías a la dieta habitual pues es este plus el que permitirá alcanzar el peso ideal para esta estadío particular de la vida. Un buen peso sería subir 700 gramos por semana durante el segundo y tercer trimestre.

Si se trata de un embarazo de más de dos debés, ya sea trillizos o más, hay que sumar a la dieta habitual unas 1.000 calorías pues entonces se logrará un aumento de peso semanal de 900 gramos.

Es importante saber que estas cifras son generales pues la mujeres con embarazos múltiples deben visitar a su obstetra quien les controlará el peso y las orientará acerca de la dieta para que entonces tanto la madre como los bebés estén cubiertos en lo que hace a los nutrientes necesarios para estar saludables.

Escrito por MJA | 26 de septiembre de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Embarazo Mes a Mes | Etiquetas: ,

¿Estoy en un estado apropiado para quedar embarazada?

La probabilidad de embarazo está relacionada con un número de factores que afectan a la salud general de la mujer.

El factor decisivo es la edad: el pico más alto de la fertilidad registrado entre 20 y 25 años. Comienza inmediatamente después de la recesión y la fertilidad se reduce significativamente a partir de 38 años. Sin embargo, esta es información de carácter general: en concreto, a continuación, cada mujer tiene su ciclo de fertilidad propia que difiere de la del otro.

Tiene una fuerte influencia también el tipo de vida que llevamos: la  dieta balanceada, mantenerse alejado del humo, como los ritmos diarios demasiado agitada y no abusar del alcohol, son todas condiciones que favorecen la ovulación de buena calidad.

Muy relacionado con esto es el factor de peso: los dos extremos son igualmente contraproducentes para una obesidad el embarazo puede conducir a cambios en la ovulación y, al mismo tiempo una excesiva delgadez es una de las causas de la infertilidad.

Escrito por Belen | 12 de julio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Calculadoras de Embarazo y Documentales | Etiquetas: , , , ,

Peso en el embarazo

El control de peso en el embarazo, es un aspecto que se ha de tener en cuenta, pues si la embarazada, tiene sobrepeso, es perjudicial para su estado y desarrollo de gestación.

Una mujer embarazada, no ha de subir de peso sin cuidado. El hecho de la creencia que anteriormente se tenía que una embarazada había de comer por dos, es totalmente erróneo.

El peso de la embarazada en general, nada tiene que ver con el peso del bebé, pues los controles de alimentación, han de esta basados en la  calidad y no en la  cantidad.

Si se da el peso bajo en este estado, los riesgos son los de tener el bebé prematuro y no haberse desarrollado completamente.

Sin embargo, el elevado peso, hace difícil los controles médicos, ya que no se puede medir al niño cuando está dentro del útero. Los dolores musculares son habituales, ya que se soporta mucho peso, las varices aumentan, la fatiga de las madres, la retención de líquidos es más abundante, se genera diabetes gestacional…

El peso que una mujer debe tener en el embarazo, es a parte de su peso habitual, entre 11 (para mujeres pequeñas y de huesos delgados) y 16 kg. (Para las más altas y de huesos grandes). Si el embarazo es de gemelos, el peso que se podría aumentar es entre 16 o 18 kg.

Cuando una mujer comienza su embarazo con poco peso, ha de nivelar el peso durante el primer trimestre de gestación, alcanzando el peso ideal en el segundo trimestre. Si por el contrario, lo comienza con exceso de peso, ha de someterse a una dieta para llevar una nutrición adecuada y no subir de peso.

Escrito por Belen | 19 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Salud de la embarazada | Etiquetas: ,

Aumento de peso en el embarazo

Lo más normal en una embarazada, es que su peso aumente, ya que el niño se va desarrollando y el cuerpo sufre cambios en todos los aspectos.

La imagen de una embarazada, es el de una mujer que tiene un aumento de peso conforme va pasando el período de gestación, sin embargo, no siempre sucede esto, pues hay embarazadas que aun teniendo su barriguita, el peso no va en aumento. Hemos de tener en cuenta que el embarazo no es signo de obesidad.

En las primeras semanas del embarazo, el aumento de peso no es normal, incluso hay mujeres que bajan de peso, debido a las náuseas que provoca la gestación, devolviendo así el alimento que se ingiere. Esto es bastante característico.

Cuando una mujer queda embarazada, pasan algunas semanas para comenzar sus revisiones, normalmente durante el segundo mes, es cuando ya acude al ginecólogo para iniciar las pruebas que le cercioren el embarazo y su desarrollo. A partir de ahí, el peso comienza a cambiar, pues los cambios hormonales, se hacen presentes y como ya hemos dicho, este puede incluso disminuir.

Si una embarazada no aumenta de peso durante los primeros meses, no supone ningún riesgo para el niño, pues la necesidad de nutrientes todavía es escasa. A partir de esta etapa, la futura madre, irá cogiendo peso, pues el bebé necesita ir alimentándose para su desarrollo y esto irá aumentando conforme pase el tiempo de gestación.

No hemos de preocuparnos por las náuseas, estas suelen ocurrir solo al principio, aunque hay mujeres que les dura todo el embarazo, en estos casos, la alimentación ha de ser vigilada.

Escrito por Belen | 4 de mayo de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

La alimentación y el peso 2

Durante el primer trimestre puede tener náuseas y vómitos. Para mejorar tiene que repartir la ingesta en unos 5 comidas, sin ingerir demasiados alimentos cada vez. Recuerde que es mejor la comida sólida que el líquido, y que la comida frío mejor que el caliente.

Si los vómitos son de gran intensidad puede ser necesario recurrir a alguna medicación. En este caso deberá consultar a su médico.

Durante el segundo y tercer trimestre notará en principio que tolera mejor la comida, aunque es frecuente tener acidez y digestiones lentas. Si necesita medicación para controlar estos síntomas debe consultar siempre a su ginecólogo. Se recomienda también dividir la ingesta en 5 comidas a lo largo del día.

Escrito por Belen | 11 de febrero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

La alimentación y el peso

No todas las mujeres embarazadas deben seguir una misma dieta. Una mujer muy delgada necesitará seguramente más aporte calórico que una mujer más plena.

Hay que seguir una dieta equilibrada desde el inicio del embarazo, que tenga en cuenta el ritmo de vida, el ejercicio, el estrés y otros factores, para evitar tanto un aumento excesivo como un incremento insuficiente de peso. No debe comer por dos! En general se considera adecuado un aumento de peso de entre 9 a 12 kg durante todo el embarazo.

Aumento de peso aconsejado según el Índice de Masa Corporal o IMC (puede calcular el IMC dividiendo su peso en kg por su talla en m2):

Si su IMC es inferior a 20: 12, 5-18 Kg.

Si su IMC es superior a 20 pero inferior a 27: 11, 5-16 Kg.

Si su IMC es superior a 27: 5, 7-11 Kg.

(NOTA: esta tabla no se aplicará ni a adolescentes ni a gestaciones múltiples).

Los requerimientos calóricos medios se situarían en el primer trimestre en 2.300 calorías / día, y el segundo y tercer trimestres en 2550 calorías / día. Estas cifras son modificables según las características individuales.

Debe intentar seguir una dieta variada. La dieta mediterránea es muy aconsejable. Aumente el consumo de fruta, verdura y legumbres, y disminuya las grasas animales, los alimentos fritos y el exceso de azúcar que encontramos en pasteles y otros dulces. Debe tomar productos lácteos, a ser desnatados. El café, las colas y el vino se desaconsejan.

Escrito por Belen | 5 de febrero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Embarazo Mes a Mes y General y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , ,

El peso de la embarazada

La futura mamá, experimentará, sin lugar a dudas, cambios significativos durante el embarazo, especialmente los que se relacionan con el aumento de peso. Si bien es inevitable que a lo largo de estos nueve meses, el cuerpo varíe en su aspecto y los kilos se agreguen al peso habitual, hay una serie de detalles a tener presentes, para que el mismo no se convierta en un problema durante o luego del embarazo.

El aumento de peso a lo largo del embarazo, debe ser paulatino, controlado y no repentino y desmesurado. Por ello, se sugiere a las futuras mamás, estar siempre en control del mismo. Si bien los primeros meses no se experimenta un gran cambio en el pesaje, es a partir del 5º o 6º mes de embarazo, que los kilos demás se empiezan a sentir y a notar.

Lo cierto es que una alimentación sana, rica en frutas y verduras, es lo más indicado para estos tiempos. Además, se recomienda beber abundante cantidad de líquido y hacer ejercicio en intensidad y cantidad moderada. Además, deben seguirse al pié de la letra los consejos médicos, para evitar problemas tanto en el transcurso del embarazo, como luego de nacer el bebé.

Desde ya, la comida chatarra o con excedente de grasas, deberán ser evitadas por completo. Las mismas además de inducir a un aumento de peso exagerado, provocan daños colaterales como colesterol e hígado graso.

Un buen control durante el embarazo, asegurará una adecuada salud de la madre y el niño en gestación.

Escrito por Belen | 14 de noviembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Embarazo Mes a Mes y General | Etiquetas: , , ,

El peso de la futura mamá

Un problema que nos invade a las mujeres durante los meses de embarazo, es el aumento de peso. Un aumento equilibrado, asegura a la mujer un buen embarazo, un parto agradable y una mejor recuperación post – parto.

Por ello, es necesario seguir un régimen equilibrado de comidas durante esta etapa, así como también, en los embarazos programados se sugiere controlar el peso anterior a la fecundación.

Para las mujeres que arriban al embarazo dentro de los parámetros normales de peso, se recomienda aumentar entre 10 y 13 kilos. Sin embargo este aumento no será  igual a lo largo de la gestación, sino que dependerá en gran medida, del período en el cual se halle la futura mamá.

Una guía a considerar, consta de dividir al embarazo en tres etapas, de tres meses de duración cada una.

  • 1º etapa: 0 a 3 meses
  • 2º etapa: 3 a  6 meses
  • 3º etapa: 6 meses hasta el parto.

Esta división por etapas, permite distribuir el aumento de peso, tomando en consideración que los últimos meses son los que mayor escalada en la balanza denotan.

Por ello es aconsejable, durante la primer etapa planear un aumento controlado, de alrededor de 2 a 3 kilos. Ya en la segunda etapa, los kilitos demás será 4 y  en el tramo final 6 a 7 kilos.

Desde ya que lo  conveniente es que la futura mamá, lleve un control a cargo de un profesional nutricionista, para mayor seguridad.

Fuente: nacer sano