El bebé nace amarillento

Cuando el bebé se encuentra en el vientre materno, necesita gran cantidad de glóbulos rojos, pero al nacer, ya no necesita tanta cantidad. Estos son destruidos y se transforman en bilirrubina, incrementando así el nivel de esta.

Estos niveles, normalmente se estabilizan en los primeros días de vida. Por todo esto, un bebé, cuando nace, sus índices de bilirrubina son muy altos (superior a 5mg en sangre) en la primera semana después de su nacimiento. Es por ello que muchos bebés (entre el 60 y 70%) nacen con una coloración amarillenta en la piel y en los ojos. La bilirrubina, se deposita en la piel, huesos y tejidos, empezando por la cara y continuando por la cabeza y los pies. Cuando comienza a descender el nivel, la dirección es totalmente contraria (de pies a cabeza).

Este síntoma, no tiene por qué preocuparnos, pues es muy común y parte de la naturaleza, son síntomas benignos. Se resuelven inmediatamente por sí solos y pocos son los casos que presentan problemas.

El motivo de esta producción dentro del vientre materno, es porque el hígado, todavía está inmaduro y la enzima que produce (glucoronil transferasa) existe en muy poca cantidad. Esta enzima es la que procesa los niveles de la bilirrubina y la elimina por la bilis, siendo evacuada por medio de la orina y las deposiciones. Al no poder ser eliminada, se reabsorbe y se vuelve a quedar en la sangre.

Si el niño nace con este color de piel amarillento no hemos de preocuparnos, pues el sabio organismo se encargará de corregirlo.

Escrito por Belen | 21 de junio de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Documentales | Etiquetas: , ,