Cuándo llamar al médico en el embarazo

La desorientación es el síndrome más común de una madre primeriza y es por eso que ante el primer alerta llama asustada a su médico para preguntar si todo va bien, si todo es normal.

La gran pregunta que se hacen es… ¿cuándo llamar al médico durante el embarazo? No quieren molestarlo pero en ocasiones no saben que hacer…

Lo primero es saber que el cuerpo están en constante cambio, adaptándose a una nueva vida que crece en el interior por lo que no hay porque alarmarse por cualquier síntoma. Sin embargo, habrá que consultar al médico en forma rápida si se detecta:

Sangrado Vaginal: es algo frecuente pero también un indicio de algún problema así es que hay que consultar en forma urgente.

Pérdida de líquido por la vagina: si es color claro y con olor a lavandina, indica que se ha roto la bolsa de aguas. Por lo general, ocurre antes del parto pero puede suceder antes y entonces hay riesgo de infección.

Palidez extrema: es indicadora de anemia grave si va acompañada de otros síntomas como debilidad, cansancio, uñas quebradizas, pulso rápido.

Contracciones uterinas: son contracciones dolorosas, frecuentes y regulares. Aparecen antes de los 8 meses del embarazo.

Fiebre: hay que llamar al médico cuando es alta y continua.

Escrito por MJA | 14 de julio de 2014 | 0 comentarios
Categorias: Salud de la embarazada | Etiquetas: , , ,

Problemas en el embarazo

Embarazo de riesgo es aquél en el que la probabilidad de enfermedad o muerte del hijo y de la madre antes del parto es mayor a la habitual.

Para que esto suceda se tienen que dar unos factores determinantes.

Edad de la madre. No es conveniente ni que sea muy joven ni muy mayor. Por debajo de los 15 se corre el riesgo de sufrir preeclampsia, esto es, hipertensión inducida durante el embarazo asociada a elevados niveles de proteína en la orina, y eclampsia, que es la aparición de convulsiones o coma  después de la vigésima semana de gestación.

Si son mayores de 35 los problemas pueden ser aumento de presión arterial, complicaciones en el parto o con la anestesia, etc.

Peso de la madre. Puede influir también porque si pesa menos de 48 kg, el bebé puede pesar poco, y si pesa demasiado, al contrario, además de que la madre puede sufrir diabetes gestacional.

Rh sanguíneo. Si la madre es Rh positivo, o si ambos, la madre y el padre del bebé son Rh negativo, no hay razón para preocuparse por el factor Rh de incompatibilidad. Sin embargo, si la mujer es Rh negativo y el padre es Rh positivo, entonces su bebé puede heredar el tipo de sangre del padre, causando una incompatibilidad entre la madre y el feto.

Sustancias teratogénicas. Son aquellas sustancias que a consecuencia de una exposición inhalatoria, oral, o cutánea, puede aumentar las posibilidades de producir alteraciones en el feto.

Sólo hemos visto algunos ejemplos que pueden convertir un embarazo en un riesgo potencial. Por ello debemos acudir al médico y seguir sus indicaciones, y así evitar sorpresas desagradables.

Escrito por Belen | 20 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Aborto y Documentales y Enfermedades y General y Molestias y Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

El estrés y las dificultades para concebir

Hay muchas razones por las cuales una mujer no queda embarazada. La concepción no se produce por problemas físicos aunque también por causas emocionales y el asunto también remite al hombre. El estrés es un factor que atenta contra la concepción. Está vigente en la sociedad moderna, presa de la vida rápida y las presiones laborales.

Si bien sabemos que el estrés no es un aliado de la concepción es difícil saber la relación adversa que existe entre estos dos polos. Todo remite al funcionamiento de nuestro cerebro. Cuando estamos ante situaciones prolongadas de estrés el cerebro estimula la producción de cortisol y epinefrina, dos hormonas antiestrés. El problema es que al mismo tiempo baja la producción de hormonas asociadas a la sexualidad. La desigualdad afecta todo el sistema e incluso puede llevar a la alteración en el ritmo de la ovulación, dificultando entonces el momento de la concepción.

Por supuesto, no hay recetas infalibles para combatir el estrés aunque hay prácticas que pueden ayudar como es el caso del yoga o de un deporte que permita descargar tensiones y liberar el cuerpo y, en especial, la mente.

Vía: Babycenter

Escrito por MJA | 6 de abril de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , , ,