Triple Screening, qué es y cómo funciona

El Triple Screening es un estudio muy común que se realiza durante el primer trimestre del embarazo y mide el nivel de riesgo estadístico en función de ciertas condiciones de la embarazada. Esto significa que con él es posible medir probabilidades de riesgo para el bebé.

Es una prueba no un diagnóstica pues no brinda información real sobre tu bebé sino que calcula probabilidades, es un método estadístico que funciona a partir de tres parámetros:

1. la medición mediante ecografía de la traslucencia nucal
2. la medición en la analítica de sangre de la proteína plasmática A (PAPP-A)
3. la medición de la subunidad beta libre de gonadotropina coniónica humana

Estos datos se combinan con la información de la madre (peso, edad, historia médica de la famalia) y como resultado da una probabilidad para calcular el riesgo de que el bebé tenga alguna alteración cromosómica como Síndrome de Down, Síndrome de Edwards o algún defecto del tubo neural.

Si el test da positivo, con un riesgo igual o superior a 1 en 250,en el caso de Síndrome de Down o igual o superior a 100 en el caso del Síndrome de Edwards habrá que hacerse más exámenes pues debido a que se trata de probabilidades no significa necesariamente que el feto tenga alguna alteración cromosómica.

Vía: Mucho baby

Escrito por MJA | 11 de octubre de 2014 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , ,

El Triple Screening, un estudio no invasivo

Una de las pruebas más comunes que se realizan durante el embarazo es el Triple Screening. La misma sirve para detectar problemas como el Síndrome de Down y se realiza a comienzos del segundo trimestre del embarazo.

El estudio es no invasivo pues sólo se necesita un análisis de sangre para determinar la presencia de determinadas sustancias que permiten detectar alteraciones fetales. El resultado final del Triple Screening se da a partir de 3 sustancias: la alfafetoproteína (AFP), la gonadotropina coriónica (HCG)y el estriol libre.

Más allá del resultado, esta prueba determina los riesgos del bebé de una posible alteración aunque no permite un diagnóstico concreto sobre estos problemas.

En el caso de detectar un aumento de AFP hay más posibilidades de que el feto tenga espina bífida. También permite detectar posibles riesgos de tensión arterial en los siguientes meses del embarazo. Por el contrario, si la AFP es baja, es índice de posibles alteraciones cromosómicas, como el Síndrome de Down.

Cuando la hormona HCG es alta, es posible que el feto tenga Síndrome de Down mientras, lo mismo si los niveles de estrioles son bajos.

En esta prueba se conjugan estos valores con la edad de la embarazada. Si el Triple Screening da como resultado un riesgo significativo se recomienda realizar una ecografía con ultrasonido y una amniocentesis.

Vía: Gineweb

Escrito por MJA | 15 de marzo de 2011 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , ,