Trastornos de sueño en el embarazo

Del sueño al insomnio hay un solo paso, al menos durante el embarazo. Mujeres que durante el primer trimestre se dormían paradas o en cualquier rincón de la oficina, a finales de la gestación se encuentran despiertas a las 3 o 4 de la mañana sin saber cómo conciliar el sueño.

Aquí no hay buena o mala voluntad sino una increíble transformación hormonal que da lugar a estos vaivenes. Durante el primer trimestre del embarazo los altos niveles de progesterona provocan sensación de sueño aún cuando se haya dormido muchas horas por la noche. Es un cansancio indescriptible que hay que combatir con voluntad pues hacia la semana 16 el sueño se normaliza y suele ser más reparador.

Sin embargo, los trastornos en el sueño pueden regresar a partir de la segunda mitad del embarazo, cuando los calambres, el dolor de espalda y la presión de la panza pueden alterar la calidad del descanso nocturno o impedir que la mujer concilie el sueño. Aquí tampoco hay recetas, sino simple resignación. Si hay algo que he aprendido a través de mis embarazos es a ser paciente. A dormir menos y pensar que se trata sólo de un tiempo pues todo vuelve a la normalidad en algún momento. Tanto antes del parto como después.

Escrito por MJA | 21 de noviembre de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Embarazo Mes a Mes | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta