El sostén perfecto para el embarazo

El sostén es la prenda estrella durante el embarazo. Tiene que ser cómodo y adaptable al crecimiento de los senos, una constante durante la gestación.

Si los pechos no se sostienen bien en este período, pueden verse más caídos posteriormente. Esto se debe a que el tejido fibroso que los sujeta no vuelve a retomar la forma habitual después de haberse estirado.

¿Cuáles son las características principales que debe tener un buen sostén maternal? Lo más importante es priorizar el confort para la futura mamá. Lo ideal es que estén confeccionadas con telas de algodón para que proporcionen un mejor sostén al busto y el contacto con la piel sea suave.

También es posible darle un toque femenino usando, en la parte externa, detalles de encajes o puntillas. La cintura tiene que ser reforzada y de algodón, nuevamente para proporcionar suavidad y también para que contenga bien el busto. Las tazas deben ser desmontables para permitir amamantar con comodidad y a la vez de forma prolija, para así no exhibir el busto más de lo necesario. También son importantes los breteles, que deben ser mas anchos que lo habitual para proporcionar mayor sostén y contención.

Otro punto a tener en cuenta es comprar el talle adecuado. Hay mujeres que necesitan sólo un talle más, y otras, dos o más. A veces sólo aumenta el volumen mamario y otras, el contorno de tórax también.

Resumiendo entonces, las 3 características fundamentales que tiene que tener un buen corpiño maternal son:

*Tazas desmontables
* Breteles anchos
* Cintura reforzada

Escrito por MJA | 26 de enero de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Ropa Embarazadas | Etiquetas: ,

Molestias en la espalda durante el embarazo

El dolor de espalda es tan habitual en el embarazo que es raro encontrar a una mujer que no lo sufra.

Probablemente, comiences a notarlo a partir del segundo trimestre y es por eso que aquí te brindamos algunos consejos que te ayudarán a reducir su intensidad.

El dolor más frecuente de esta zona es el que se ubica en la zona posterior más baja de la pelvis hacia ambos costados de la línea media. Quienes lo padecen son las mujeres que en embarazos anteriores ya los experimentaron, las que tuvieron este tipo de dolores antes de quedar embarazadas o las que no tienen una base de entrenamiento físico pre gestacional.Por su parte, los calambres en los músculos gemelos suelen producirse en el tercer trimestre y son también frecuentes en los músculos de los pies. Duran algunos segundos pero en ocasiones dejan dolor residual por varias horas.

La causa de estos dolores se explica a partir del avance del embarazo, cuando el bebé va ocupando más lugar en el útero y genera mayor peso para la mamá. En esos momentos las curvaturas antero posteriores de la columna vertebral cambian acentuándose sobre todo en la zona lumbar por rotación anterior a la pelvis.

Para proteger y atenuar estos trastornos es posible practicar deportes como la natación, caminatas, yoga y la gimnasia en el agua, siempre consultando previamente con el obstetra. El dolor leve también se combate cambiando de postura, descansando sentada apoyando las piernas a la altura de las caderas y flexionándolas ligeramente para cambiar el eje de la pelvis.

Para los dolores intensos se sugiere reposo, calor seco o húmedo, además de ejercicios suaves. En tanto para los dolores muy intensos, aquéllos que ni siquiera permiten caminar, se indica reposo, baños de inmersión calientes y antiinflamatorios. Si el dolor persiste se recomienda realizar una resonancia magnética para descartar cualquier patología de columna que no tenga que ver con el embarazo.

Los calambres se previenen elongando los músculos, en especial antes de dormir pues por lo general ocurren cuando la embarazada descansa. En algunos casos se suministra calcio o magnesio, pero la mejor forma de aliviarlo es elongando el músculo o bien, en el caso de que persista, bañando en agua caliente la zona afectada.

Escrito por MJA | 26 de enero de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Molestias y Sintomas de embarazo | Etiquetas: , ,

Parto: qué llevar en el bolso para el papá y el bebé

Aproximadamente un mes antes de la fecha de parto es hora de preparar el bolso de maternidad que llevaremos a la clínica. Además de pensar en los objetos para la madre también hay que hacer un listado con aquello que necesitarán el papá y el bebé durante esos días de internación.

Para el papá:

Aceite para masajes

Una pelota de tenis o accesorios para masajes de espalda

Un reloj con cronómetro para calcular la duración de las contracciones

Anotador y lapicera para anotar la frecuencia de las contracciones

Documentación de la madre y del padre

Agenda telefónica para avisar sobre el nacimiento

Cámara de fotos

Reserva de alta del hospital, datos del seguro médico o medicina prepaga

Mudas de ropa si se queda en la clínica

Dinero o tarjeta de crédito para gastos extras

Para el bebé:
Dos o tres mudas de ropa de hilo

Dos o tres mudas de ropa de algodón

24 pañales descartables

Algodón y óleo calcáreo o toallas húmedas para recién nacidos.

Un gorrito de algodón.

Uno o dos pares de medias

Cambiador

Ropa para el viaje de regreso a casa.

Una mantilla

Un chupete para recién nacido

Dos pañales de gasa

Escrito por MJA | 25 de enero de 2013 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: ,

Parto: qué llevar en el bolso

¿Qué hay que llevar a la clínica? ¿Qué necesitarás el gran día? Utiliza esta práctica lista para armar el bolso de maternidad que llevarás cuanto te internes:

Para la madre:

Un camisón corto y cómodo para el momento del parto

Dos camisones prácticos, en lo posible con abertura delantera, para facilitar la lactancia materna.

Calzado cómodo y antideslizante.

Una bata

De 6 a 8 bragas cómodas, amplias y de algodón

Dos sostenes cómodos y de algodón. Ideales, los especiales para lactancia

Protectores mamarios

Dos paquetes de compresas de algodón especiales para el posparto

Bolso de cuidado personal (con toalla de mano, peine, cepillo, pasta y cepillo de dientes, champú y acondicionador, jabón de tocador, preferiblemente neutro, de glicerina, sin perfume, desodorante y maquillaje suave)

Crema de caléndula para los pezones

Protector labial y caramelos duros para mantener tu boca hidratada

Medias

Hebillas o broches para el pelo

Para distraerte: libros, revistas, diarios, etcétera

Faja para el posparto

Ropa cómoda para el momento de regresar a casa

Escrito por MJA | 18 de enero de 2013 | 0 comentarios
Categorias: General y Sintomas de parto | Etiquetas: ,

¿Cuánto debo esperar entre un embarazo y otro?

Es habitual que, luego del primer parto, transcurridos los días del puerperio, la mamá plantee en el consultorio de su obstetra o ginecólogo la siguiente pregunta: “¿Cuanto tiempo tengo que esperar para buscar un nuevo embarazo?”

Los especialistas llaman a este intervalo de tiempo entre el final de un embarazo y el comienzo del próximo “Intervalo Intergenésico” y recomiendan que está espera no sea ni muy corta ni muy larga.

Un intervalo corto aumenta diferentes riesgos para el próximo embarazo. Si se tienen en cuenta los riesgos del próximo bebé, intervalos menores a los dos años aumentan la tasa de parto prematuro y de bajo peso al nacer. Este riesgo es aún mayor si el intervalo entre ambos embarazos es menor de seis meses. Ante esta situación son más frecuentes la anemia materna, la rotura prematura de membranas y las hemorragias de la segunda mitad del embarazo.

Por otro lado, dichos riesgos aumentan cuando el intervalo se prolonga por más de cinco años. En este caso, no solo hay una mayor tasa de niños prematuros y bajo peso al nacer sino también un aumento en la frecuencia de hipertensión arterial durante el embarazo.

Toda la evidencia médica entonces apunta a establecer que el mejor intervalo de tiempo entre dos embarazos, es de dos a cinco años.

Escrito por MJA | 17 de enero de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Consejos de preparto | Etiquetas: ,

Consejos para dormir bien durante el embarazo

Casi todas las mujeres embarazadas se quejan de lo mismo: tienen dificultad para dormir. No encuentran una posición cómoda en la cama, sienten dolor de espalda, náuseas y ganas de orinar frecuentemente. Además, la ansiedad y el estrés contribuyen al insomnio.

Aquí te brindamos algunos consejos para que puedas descansar mejor:

-  Toma una ducha con agua tibia antes de acostarte.

- Cierra los ojos e imagina que estás en algún lugar sereno para así ayudar a reducir el estrés.

- Intenta dormir de costado, particularmente del lado izquierdo. Esta posición puede mejorar la circulación y ayuda a reducir la hinchazón de los pies.

- Usa más de una almohada para apoyar tu espalda y abdomen.

A menos que tu obstetra te haya aconsejado lo contrario, trata de hacer ejercicio por lo menos 30 minutos cada día. El ejercicio moderado, cómo caminar, puede ayudarte a dormir mejor.

Escrito por MJA | 15 de enero de 2013 | 0 comentarios
Categorias: Sintomas de embarazo | Etiquetas: , ,

Ser mamá después de los 35

En la actualidad, muchas mujeres desean cumplir sus objetivos personales antes de tener un hijo y eso provoca el retraso de la maternidad, que en muchos casos se posterga hasta después de los 35 años.

En el pasado, el embarazo de una mujer de esta edad era considerado riesgoso pero lo cierto es que hoy esto no sólo es habitual sino, además, una realidad que no asusta.

Sin embargo, los obstetras recomiendan seguir algunas pautas concretas, ya que las mamás añosas tienen más posibilidades de contraer enfermedades durante la gestación, como diabetes e hipertensión arterial.

Entonces, si este es tu caso, ten en cuenta estos consejos: sigue una dieta sana que incluya cereales, jugo de naranja y vegetales verdes; evita las bebidas alcohólicas y el cigarrillo durante el embarazo, no tomes medicamentos que no hayan sido recetados por el médico, realiza un chequeo pre-concepcional para descartar patologías médicas, realiza un control prenatal temprano y regular durante el embarazo, hazte las pruebas prenatales para descartar la presencia de anormalidades genéticas.

Siguiendo todos estos cuidados, podrás lograr llevar adelante tu embarazo de manera plena y feliz.

Escrito por MJA | 10 de enero de 2013 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , ,

Estímulos musicales

La música no sólo es importante para desarrollar la función cerebral del bebé, también sirve para fortalecer la conexión con la mamá. Cuando una mujer embarazada escucha música y disfruta de ella, estimula la frecuencia cardíaca en el feto y le contagia sus emociones y estado de ánimo.

Antes de nacer, el bebé ya tiene desarrollados los cinco sentidos: el tacto, la audición, el gusto, el olfato y la visión. A partir de la semana 20 de gestación puede oír la voz de la mamá, y empieza a percibir los sonidos del exterior.

La música recomendada es la que le guste a la futura mamá, ya que el placer que le provoque la letra de una canción o algún instrumento, será captado por su bebé. Estudios científicos afirman que el bebé puede recordar las melodías que escuchó dentro de la panza, hasta el primer año de vida.

Vía: Mi bebé

Escrito por MJA | 28 de diciembre de 2012 | 0 comentarios
Categorias: General | Etiquetas: , , ,

Los movimientos del bebé durante el embarazo

Entre las 16 y 24 semanas de gestación pueden sentirse los movimientos del bebé en la panza. Generalmente, las famosas “pataditas” aparecen cuando la madre se recuesta, baja la actividad y se relaja.

Los primeros movimientos parecen vibraciones o un burbujeo en el vientre. Cuando el embarazo avanza, se pueden identificar mejor las partes del cuerpo del bebé, como un codo, un pie, una mano o la cola. Es importante tener en cuenta que no todos los bebés reaccionan y se mueven igual frente a un estímulo, ni con la misma frecuencia durante el embarazo. Sólo hay que preocuparse cuando hay un cambio en la actividad normal de todos los días.

Cada bebé es diferente y no hay un patrón de movimiento ideal. Según la contextura física de la mujer, se sentirán más o menos los saltos o cambios de posición del bebé.

Vía: Mi bebé

Escrito por MJA | 28 de diciembre de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Embarazo Mes a Mes | Etiquetas: , , ,

¿Debo comer más durante el embarazo?

Las embarazadas suelen estar ansiosas y tener la necesidad de ingerir alimentos con más frecuencia. Para ello, es importante planificar esas ingestas extras y tener siempre disponibles alimentos que sean nutricionalmente adecuados, como por ejemplo:

• Frutas / Ensalada de frutas
• Yogur descremado
• Un pan de salvado, con queso untable descremado
• Una barra de granola con bajo contenido de grasas
• Una taza o tazón de sopa con bajo contenido de sodio
• Un sandwich de pollo realizado con pan integral, acompañado por verduras picadas
• Un puñado de mix de frutos secos

Se estima que una mujer de bajo peso deberá aumentar entre 12,5 y 18 kg; quien tiene peso normal de 11 a 15,5 kg y aquellas con sobrepeso de 6,5 a 11 kg (dependiendo del grado de sobrepeso). En cuanto a la ingesta, se recomienda en promedio un aumento de unas 300 calorías por día (que se cubre fácilmente con el agregado de dos vasos de leche).

Hay que tener en cuenta que las necesidades alimentarias de las embarazadas pueden variar según condiciones individuales.

Para lograr durante el embarazo subir sólo los kilos necesarios, es indispensable mantener un plan de alimentación adecuado y realizar actividad física en la medida que el médico lo permita.

Vía: Mi bebé