Dolores del embarazo

El embarazo

El cuerpo de una mujer cambia cuando está embarazada, tanto anímicamente como físicamente. Todo empieza con una sintomatología atípica, como náuseas, mareos, vómitos…, incluso sin saber la mujer, que está embarazada (se relaciona el inicio del embarazo, una vez es consciente de la interrupción de la menstruación). No se conocen con exactitud las causas de  estos síntomas, pero suele deberse al aumento de hormonas durante la gestación, la disminución de la glucosa en sangre o incluso a cambios emocionales. Estos síntomas suelen desaparecer para el segundo trimestre de embarazo, aunque muchas madres pueden sufrirlo hasta el final de la gestación. Hay que tener en cuenta que si el malestar va acompañado de una pérdida de peso de la madre, es importante acudir al ginecólogo para descartar una hiperémesis gravídica, llegando a deshidratar a ésta al no tolerar ningún alimento y vomitar continuamente, lo que llegaría a poner en peligro al desarrollo del feto, ya que no recibiría los nutrientes necesarios para su completa formación.

Consejos útiles para sobrellevar los síntomas:

-          Evitar comidas excesivas de grasas.

-          Reducir la cantidad de alimento en las comidas, pero hacer un mayor número de comidas al día.

-          Masticar más despacio.

-          No beber ningún líquido en ayunas.

-          Descansar después de las comidas.

-          Escuchar música suave, ayuda a relajar a la madre y al feto.

-          Realizar respiraciones profundas.

-          Pasear algunos minutos al día.

Otros síntomas ligados al inicio del embarazo y que muchas veces llegan hasta el final de la gestación son:

-          Cansancio.

-          Dolor de cabeza.

-          Dolor abdominal.

-          Ganas de originar continuamente.

-          Inflamación del pezón y oscurecimiento de las aureolas.

-          Estreñimiento.

-          Antojos.

Escrito por Belen | 13 de abril de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Dolores del embarazo | Etiquetas: , ,

El embarazo influye en los senos

Al quedar embarazada, la mujer no deberá esperar demasiado para notar cambios considerables en los senos. Dichos cambios se deben a que éstos se preparan para alimentar al bebé en camino.

Algunas de las variaciones que podrá notar son:

  • Molestias, ardor, picazón en ambos senos.
  • Sensación de cosquillas.
  • Sensibles al tacto.
  • El tamaño varía, ya que ambos aumentan.
  • Junto a la picazón pueden notarse algunas estrías. La causa principal es el aumento de tamaño del seno.
  • Tanto los pezones, como las areolas tienden a oscurecerse. En algunos casos (no siempre), se puede observar que secretan un líquido incoloro.

Para aliviar estos síntomas, se recomienda a las mujeres utilizar corpiños adecuados. En muchos comercios de lencería pueden hallar los específicos para el embarazo.

Evitar los sostenes con arcos o los demasiado flojos.

Para las estrías y las molestias se pueden adquirir en las farmacias, emulsiones específicas, cuyas formulaciones farmacológicas evitan que las estrías avancen y calman los malestares.

No deben estimularse los pechos, ya que una vez que comienza a secretar fluidos, lo hará de manera seguida.

Se pueden dar suaves masajes con agua tibia. Luego se recomienda hidratar la zona, ya que la piel y la carne del lugar, sufrirán estiramiento y presión durante el embarazo y luego de nacido el bebé, en el período de lactancia.

Los pechos comienzan el proceso de amamantamiento en el preciso instante de la procreación. Hay que considerar muy especialmente su cuidado.

Fuente: bebes y embarazos

Escrito por Belen | 1 de abril de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Consejos de preparto y Dolores del embarazo y General y Molestias | Etiquetas: , ,

Enfermedades durante el embarazo

Algunas enfermedades que se contraen durante el embarazo, pueden ser transmitidas al bebé. Si esto ocurriera, pueden manifestarse infecciones y hasta malformaciones. Siempre se recomienda evitar el contagio de la madre pero si esto no fuera posible, se realizan acciones para evitar el contagio del feto o al menos para atenuar los síntomas que en éste se producirán.

Las enfermedades más importantes en este aspecto y sobre las cuales se ha desarrollado un importante trabajo de investigación son: la rubeola, la sífilis, el HIV, la toxoplasmosis, la hepatitis B.

  • La rubeola es una enfermedad viral eruptiva, que de ser contraída durante la primera mitad del embarazo puede generar malformaciones en el feto. Es fácil de prevenir, ya que simplemente la mujer que no la padeció antes del embarazo, debe vacunarse.
  • La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual, puede generar lesiones en el feto. Sin embargo, detectada en la primera mitad del embarazo, puede tratarse sin que el niño corra riesgos.
  • La toxoplasmosis es una infección que suele transmitirse a través de las carnes mal cocidas (cuando corresponden a animales enfermos), a verduras sin el correspondiente proceso de cocción o por el contacto directo con animales infectados, aunque estos sean domésticos.
  • Las infecciones tales como la hepatitis B y el HIV siguen siendo investigadas. Las posibilidades de tratar al feto ante la presencia de cualquiera de las dos, son ampliamente estudiadas.

En todos los casos el paso más importante consiste en prevenir.

Fuente: planeta mama

Escrito por Belen | 23 de marzo de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Dolores del embarazo y Enfermedades | Etiquetas: , ,

El mareo durante el embarazo

El mareo es uno de los primeros síntomas que ocurre y se manifiesta, durante los primeros periodos del embarazo. Estos mareos son provocados a partir de que el sistema cardiovascular de la embarazada, tiene que adaptarse a una nueva situación de su cuerpo.

Se deben a una bajada de la presión arterial, y la adaptación del sistema cardiovascular y sistema nervioso, a los cambios de la tensión arterial, por lo que es frecuente sentir mareos a menudo.

Los mareos se manifiestan a cualquier hora del día, pero por la mañana, suelen ser más frecuentes. También es probable que la sensación dure durante todo un día entero. También es normal que a partir del segundo trimestre de embarazo, los mareos persistan.

Es difícil controlar los mareos en el embarazo, pero puedes tomar una serie de precauciones, para evitar su frecuencia, como: evitar las paradas rápidas, acostarte de lado, comer bastante y beber mucho, vigilar la anemia, evitar el calor o no hiperventilarse.

Deberás acudir a tu médico si los mareos son frecuentes y continuos, si son como consecuencia de una herida, si vienen acompañados con fuertes dolores de cabeza, o si vienen acompañador con dolor abdominal, etc.

Fuente: netdoctor