Salud de la embarazada

Ejercicios para embarazadas

Las mujeres sueñan con llegar al término del embarazo, en óptimas condiciones de salud, pero además, con una figura bella. Por ello, una de las opciones para lograrlo, es acompañar la dieta entregada por el médico, con ejercicios para embarazadas. Este tipo de gimnasia, está especialmente diseñada para mujeres en estado de embarazo.

Los ejercicios para embarazadas, contemplan al igual que cualquier rutina, tres etapas: entrada en calor, ejercicios propiamente dichos y relajación. Para cumplimentar la entrada en calor, una caminata de moderada a enérgica, de acuerdo a las posibilidades de cada mujer, son las más indicadas.

Luego, llega la parte de la ejercitación en sí. En esta etapa, se sugieren realizar ejercicios concentrados en brazos y piernas.

En cuanto a los ejercicios de abdominales, dependerán de la instancia del embarazo que la mujer atraviese, las características particulares del mismo y la predisposición de la dama a realizar ejercicio físico.

Las ventajas con respecto a la práctica de ejercicio para embarazadas, no solamente radica en la estética post parto, sino en las comodidades que aporta durante la gestación del bebé. Muchos ejercicios, apuntan a la relajación muscular, a la descompresión de los huesos y al descanso de la columna (sobre la cual se soportan todos los kilos que la mujer embarazada engorda).

Siempre se sugiere consultar al médico para la supervisión de los ejercicios, además de la sugerencia para realizarlos o no.

Escrito por Belen | 17 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Deporte en el Embarazo y Documentales y General y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , ,

Preparación para el momento del parto

La fecha del parto, se puede prever con exactitud, pero nunca todo es exacto, por ello, se ha de estar preparado ante cualquier imprevisto.

Lo primero de todo, preparar las cosas necesarias para el hospital en un pequeño maletín o bolso para estos casos. Algunas cosas que se deben incluir para estar lo más cómoda posible son:

-ropa para dormir

-calzado cómodo

-un colcha para el frío

-almohada cómoda

-accesorios para el aseo (cepillo de dientes, desodorante, peine…)

-ropa de calle (para la salida)

-ropita para el bebé (un par de mudas)

-libros, revistas de entretenimiento, mp3…

Todos estos útiles, son una simple referencia, simplemente, son objetos para estar lo más cómoda posible hasta la recuperación del parto.

Siempre hay que estar preparadas para la salida hacia el hospital, pues en el momento menos esperado, se puede presentar al rotura de la bolsa, contracciones… igualmente debemos tener un medio de transporte en la puerta de la vivienda y una ruta alternativa para el camino hacia al hospital, además de un teléfono, pues si la embarazada se encuentra sola, ha de tener previsto el aviso a algún familiar o al médico que estará al tanto de todo momento.

Cuando ya salgamos del hospital, de camino a nuestro domicilio, todo ha de estar previsto para el bebé. La silleta del auto (siempre con seguridad y regulada por la Ley) y ropa para el bebé, según la climatología.

Hemos de tener en cuenta, que un parto, es una experiencia única en la vida y debe tener sus precauciones y medidas para que sea lo más placentero posible.

Escrito por Belen | 9 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General y Molestias y Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

Los genes

Cuando un niño nace, todo el mundo, hace la típica pregunta: ¿a quién se parece?

Es lo más natural del mundo que el niño saque parecidos del padre o de la madre. Eso es consecuencia de los genes, los cuales, son los encargados de definir cómo será un niño, tanto en defectos buenos como en malos. En el caso de enfermedades congénitas, esto es debido a trastornos hereditarios, los cuales, pueden ser transmitidos de las siguientes formas:

-dominante. Si el padre o la madre (solo uno de los dos), el trastorno, es posible en un 50%

-recesiva.  Si son los dos portadores, la posibilidad, es un 50% de heredarlo y un 25% de desarrollar alguna enfermedad relacionada

-defectos en el cromosoma X. Si es el padre, el portador de este trastorno, se le transmite a las hijas, si es la madre, se lo transferirá al 50% de los hijos y al 50% de las hijas

En estos tres casos, podemos citar algunas enfermedades de los tres, por ejemplo, en el primer caso, una de ellas, es el enanismo. En el segundo, trastornos en el metabolismo. Y en el tercero, la hemofilia.

Algunos de estos trastornos, se pueden predecir en el parto, por ejemplo, el Síndrome de Down o algunos defectos del corazón. Pero no todos se pueden diagnosticar hasta que el niño no nace, incluso hasta que el niño se va desarrollando y ya tiene algunos años. Una de las pruebas que se ejercen en el embarazo para saber estas anomalías, es la Amniocentesis.

Escrito por Belen | 8 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , ,

Yoga postparto

Las clases de yoga post parto son una de las mejores maneras que tenemos las mujeres para recuperar el tono físico y las formas que teníamos antes del alumbramiento. Estas clases de yoga dependerán del estado de la mujer después del parto y siempre se recomienda de todas maneras mantener la cuarentena, es decir procurar no hacer ningún tipo de esfuerzo físico durante cuarenta días.

Pero podemos realizar a los pocos días los ejercicios de yoga Mulabandha, son ejercicios de suelo pélvicos o contracciones acompañados de ejercicios respiratorios, estos ejercicios previenen posibles problemas de incontinencia urinaria.

Dos semanas después del parto ya podremos empezar a realizar ejercicios de yoga post parto estructurados como una sesión de yoga normal, basándose en la respiración y la relajación, de esta manera la madre recupera la energía y la vitalidad a causa del mayor riego de oxígeno en la sangre, con la respiración lograras también mantener un estado mental más relajado y tranquilo que te ayudara a criar a tu hijo.

Una vez pasada ya la cuarentena los ejercicios Asanas son los más recomendables, son ejercicios de suelo suaves que se centran en la zona pélvica y abdominal que sirven para tonificar y fortalecer la zona más debilitada por el parto, se puede ir incrementando el esfuerzo de una manera paulatina y siempre es recomendable consultar con nuestro médico, cuáles de estos ejercicios son los mejores para nuestro estado físico.

Escrito por Belen | 6 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Salud de la embarazada | Etiquetas: , , ,

La alimentación durante el embarazo

Durante el embarazo debes tener en cuenta que no solo debes aumentar la cantidad de comida, si no cuidar los alimentos que ingieres pues de ellos también se nutre él bebe.

Se recomienda  aumentar en unas  300 calorías diarias y más durante los últimos meses de gestación pues es cuando él bebe aumenta su crecimiento.

Los alimentos que tomes de una forma adicional no simplemente deberán ser calorías, tienen que aportar  los nutrientes adecuados que tu hijo necesita para su adecuado desarrollo, el calcio es fundamental para ti y para él bebe en su crecimiento. Deberás aumentar los nutrientes básicos más de los que necesitabas antes del embarazo. Una dieta saludable debería de llevar unos aportes de carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y gran cantidad de agua.

Las proteínas ayudan al crecimiento de las células y la mayor de sangre. Las encuentras en las carnes rojas, pescado pollo en las claras de los huevos o en la mantequilla.

Los carbohidratos consume pan, cereales, patatas y vegetales ayudan a la producción diaria de energía.

El calcio ayuda en el crecimiento sano y fuerte de huesos y dientes,  flexibilidad en los músculos y buen funcionamiento de los nervios, leche queso y yogur aportan grandes cantidades de calcio aso como las sardinas el salmón o las espinacas.

El hierro es fundamental para prevenir la anemia lo encontraras en carnes rojas magras espinacas y en los cereales.

Las grasas proporcionan el lograr almacenarlas en el cuerpo cuando este necesite de energía física, la leche entera las carnes, frutos secos, aceite vegetal  o la mantequilla, pero ten en cuenta que deberías consumir un 30% menos de grasas en tu dieta diaria.

Consulta a tu médico, él te dará unas pautas alimenticias para el correcto funcionamiento de tu organismo y así tu futuro bebe también  se beneficiara.

Escrito por Belen | 5 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General y Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

VIH y Embarazo

Existe un riesgo evidente en las mujeres que están infectadas con el VIH y que se quedan embarazadas. Sobre el 25% de los bebés nacidos de mujeres infectadas con el virus, nacen contagiados.

El virus de inmunodeficiencia humana, puede transmitirse vía sexual, a través de jeringuillas o transfusiones de sangre, agujas de tatuajes, etc. pero además también se puede transmitir a través de la leche materna. Esto supone un grave peligro para el bebé.

Esta enfermedad no presenta síntomas visibles, por eso es más difícil de detectar. Incluso cuando se presentan se podrían confundir con los de una simple gripe ya que incluye fiebre, dolores musculares, jaquecas, etc. Es posible que una persona sea portadora y ni siquiera lo sepa.

El VIH y el Embarazo
Una vez se han presentado este caso, se pueden tomar medidas para reducir las posibilidades de transmisión. Por ejemplo, evitar la cesárea, la ingestión de antivirales, o amamantar al bebé.

Si durante la gestación está tomando medicación, habría que consultarlo con el médico para ver si fuera conveniente cambiarlos para evitar daños al feto. Existen medicamentos especialmente indicados para tratar la infección, que no deberían ser tomados porque son causa de defectos de nacimiento.
El riesgo de transmitir el virus al hijo es mayor cuando se recurre al parto vaginal. Se debe evitar utilizar instrumentos quirúrgicos cuando se trata de parto natural, para evitar pinchar la piel del bebé y mezclar ambas sangres.

En todos los casos es fundamental tener un cuidado especial a la hora de tratar a una mujer embarazada infectada con el virus. No puede haber ninguna negligencia porque esto supondría el contagio al bebé.

Escrito por Belen | 30 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General y Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

Uso de cremas en el embarazo

Durante la gestación, la piel sufre muchos cambios debido a la alteración de las hormonas, de la circulación y del sistema inmunológico. Por tanto, se recomienda el uso de cremas que hidraten y nos reafirmen la piel.

El estado de la piel es importante en cuanto a que refleja la salud de la persona. Lo mejor es descansar y tener una buena alimentación, pero además se precisa de cuidados añadidos.

Lo habitual es que la piel luzca bonita debido a la influencia de las hormonas en el propio embarazo. Los estrógenos proporcionan a la piel mayor hidratación pero en otras zonas como los muslos, pueden dar lugar a la aparición de la celulitis, que normalmente desaparece tras el parto siempre y cuando la grasa depositada no haya sido exagerada.

Las cremas

Tiene mucha relevancia como hemos comentado, mantener la elasticidad de la piel, controlando el peso que se coge para evitar en la medida de lo posible la aparición de estrías. Estas son fruto de la rotura de las fibras que contiene la piel. Lo peor de todo es que son irreversibles, así que hay que prevenirlas. Por tanto, cuando se usen cremas tanto faciales como corporales, hay que comprobar que no tienen sustancias químicas para que no perjudiquen, siempre composición natural.

Creo que estarás de acuerdo conmigo en que un buen baño relajante sienta fenomenal, tanto si estás embarazada como si no.

Recomendamos el uso de aceites como sustitutos del jabón, puede ser de coco, de almendras o esenciales como cedrón. Una vez aplicado, lo mejor es hacer un masaje, sobre todo en las piernas, barriga y mamas. Ya verás que alivio sientes cuando salgas.

Escrito por Belen | 26 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , , ,

Síntomas de la preeclampsia

La preeclampsia, es una enfermedad que ocurre durante el embarazo, normalmente en la 20 semana de gestación. Esta enfermedad, se manifiesta con hipertensión, retención de líquidos, hinchazón… puede aparecer tanto al principio del embarazo  (de forma lenta) como al final (de forma brusca), pero esta desaparece cuando se da a luz.

La aparición de la preecamplasia, no se sabe exactamente, se supone que es debida a la reacción de la mujer frente al ADN del hombre, pues el bebé también tiene parte de él. Otra causa es el mal estado de la placenta, en cuanto a la circulación sanguínea.

Las mujeres que pueden sufrir esta enfermedad, son aquellas que padecen lo siguiente:

-hipertensión o diabetes antes del embarazo

-lupus eritematoso, insuficiencia renal, trombofilias

-antecedentes familiares de la enfermedad

-tener edad avanzada o estar en la adolescencia

-obesidad

-embarazo múltiple (mellizos, trillizos)

-ser de raza negra

-bajos niveles de vitamina D durante el embarazo

Los síntomas de esta enfermedad son:

-hipertensión (14-16)

-hinchazón de cara y manos

-5g. De proteínas durante 24 horas

-molestias en el hígado (asco o malestar)

-molestias en los ojos

-proteínas en la orina

En casos muy graves:

-disminución en la orina

-trastornos mentales

-dolor de estómago

-dificultad al respirar

-alteración en la vista

-dolor de cabeza

-aumento de peso (en poco tiempo)

-color grisáceo en la piel

Si se tiene esta enfermedad, se puede continuar el embarazo sin problema, pero siempre con control y tratamiento.

Escrito por Belen | 22 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Salud de la embarazada | Etiquetas: ,

Problemas en el embarazo

Embarazo de riesgo es aquél en el que la probabilidad de enfermedad o muerte del hijo y de la madre antes del parto es mayor a la habitual.

Para que esto suceda se tienen que dar unos factores determinantes.

Edad de la madre. No es conveniente ni que sea muy joven ni muy mayor. Por debajo de los 15 se corre el riesgo de sufrir preeclampsia, esto es, hipertensión inducida durante el embarazo asociada a elevados niveles de proteína en la orina, y eclampsia, que es la aparición de convulsiones o coma  después de la vigésima semana de gestación.

Si son mayores de 35 los problemas pueden ser aumento de presión arterial, complicaciones en el parto o con la anestesia, etc.

Peso de la madre. Puede influir también porque si pesa menos de 48 kg, el bebé puede pesar poco, y si pesa demasiado, al contrario, además de que la madre puede sufrir diabetes gestacional.

Rh sanguíneo. Si la madre es Rh positivo, o si ambos, la madre y el padre del bebé son Rh negativo, no hay razón para preocuparse por el factor Rh de incompatibilidad. Sin embargo, si la mujer es Rh negativo y el padre es Rh positivo, entonces su bebé puede heredar el tipo de sangre del padre, causando una incompatibilidad entre la madre y el feto.

Sustancias teratogénicas. Son aquellas sustancias que a consecuencia de una exposición inhalatoria, oral, o cutánea, puede aumentar las posibilidades de producir alteraciones en el feto.

Sólo hemos visto algunos ejemplos que pueden convertir un embarazo en un riesgo potencial. Por ello debemos acudir al médico y seguir sus indicaciones, y así evitar sorpresas desagradables.

Escrito por Belen | 20 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Aborto y Documentales y Enfermedades y General y Molestias y Salud de la embarazada | Etiquetas: , ,

Molestias en el embarazo. Dolor de espalda.

Esta molestia es de las que más se sucede en el embarazo. A medida que avanza el tiempo, el peso adicional es más evidente, lo que contribuye a que se resienta la zona y aumenten los dolores.

Es necesario que se aprenda a controlarlo y tomar nota de los consejos que ayudarán a aliviarlo.

  1. Cuidar la postura. Trata de mantener las caderas hacia adelante y la espalda recta. No camines arqueando la espalda ni sacando barriga.
  2. Usar zapatos cómodos sin tacón. Es evidente el motivo.
  3. Evitar levantar objetos pesados. Si hay que recoger algún objeto, hacerlo flexionando las rodillas.
  4. No permanecer mucho tiempo de pie. Si tienes que estar parada durante mucho tiempo, descansa sobre un banquito, así aliviarás la tensión en la espalda.
  5. Sentarse en sillas con buen apoyo para la espalda.
  6. Dormir de costado sobre un colchón firme, y evitar hacerlo boca arriba.
  7. Vestir ropa cómoda. Pantalones con banda elástica ancha que se sitúe debajo de tu barriga y te ayude a sostener el peso extra. También podemos ayudarnos con fajas que sujetan muy bien.
  8. Hacer ejercicios de espalda para fortalecer músculos. Además ayudarán a la hora de preparar el parto.

Durante el embarazo, es normal sentir dolor de espalda porque ésta, como hemos dicho, soporta un peso adicional. Con los consejos que se han dado se pretende mejorar la situación, aunque es algo que estará presente inevitablemente. Por tanto, tómalo con calma y no fuerces situaciones que puedan incrementar los riesgos.

Escrito por Belen | 19 de septiembre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Molestias y Salud de la embarazada | Etiquetas: , , ,