Fecundación In Vitro

La fecundación In Vitro, es una de las alternativas que muchas mujeres optan cuando no pueden llevar a cabo un embarazo. Esta técnica, es pionera, dando como resultado al primer bebé probeta el 25 de julio de 1978. Este sistema, consiste en unir esperma y óvulo fuera del cuerpo de la mujer, realizando la fertilización en el laboratorio, colocándolo posteriormente en el óvulo para continuar la gestación. La mujer, se somete a un tratamiento hormonal, el cual, le estimula la ovulación, seguidamente, se le seda para extraerle los óvulos. A continuación, se toma el semen, se colocan en un mismo recipiente (óvulo y esperma) hasta que el óvulo quede fertilizado. Todo esto se hace por medio de un catéter. Si la operación no tiene resultado, se probará de nuevo con el resto, el cual, ha sido anteriormente congelado.

Esta técnica, solo se aplica en mujeres que tienen la trompa de Falopio obstruida, hombres con poca cantidad de esperma, problemas inmunológicos…

Cuando una pareja, decide realizar esta fecundación, se le asegura un 25% de probabilidad, aunque el éxito, depende de la mujer, la calidad de óvulos y esperma, la cantidad de embriones y el origen de la fertilidad.

Normalmente, este procedimiento, no tiene riesgos, si alguna complicación surge, puede ser lo siguiente:

-embarazos múltiples (mellizos, trillizos…) al implantar varios óvulos para aumentar la probabilidad del embarazo

-embarazo ectópico, el cual, sucede cuando el óvulo se implanta en la trompa de Falopio en vez de en el útero

-aborto cuando el embrión no consigue desarrollarse

-complicaciones debidas a las punciones

Escrito por Belen | 3 de octubre de 2011 | 0 comentarios
Categorias: Documentales y General | Etiquetas: , , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta