La anestesia epidural

Cuando las contracciones se vuelven intensas y se tiene ya un cierto grado de dilatación cervical, se puede aplicar la anestesia epidural siempre que la mujer lo quiera.

La anestesia epidural la realiza un anestesista. El anestésico local se infiltra cerca del canal medular mediante la punción con aguja fina en la zona lumbar. Poco después notará que el dolor desaparece, pero puede persistir la sensación de tacto. Se deja colocado un catéter delgado para poder infiltrarse más anestésico si es necesario. El efecto dura hasta después del nacimiento del bebé.

Si tiene algún antecedente de accidente con lesión en la espalda, de operaciones o de desviaciones de columna, antes del parto deberá hacer una consulta al traumatólogo y al anestesista para valorar la posibilidad de realizar una anestesia epidural.

Escrito por Belen | 26 de febrero de 2012 | 0 comentarios
Categorias: Sintomas de parto y Tipos de parto | Etiquetas: , ,

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta